Siguiendo con la nueva serie de artículos sobre todo lo que hay que hacer Después de Escribir un Libro, hoy vengo a hablaros de la segunda parte de la Estética Externa de vuestro libro: La portada.

Para aquellos que no hayáis leído los tres artículos que preceden a este, y para facilitaros el acceso a ellos, os dejo aquí con los enlaces y un ultra resumen de su contenido.

Así que hoy, para cerrar el capítulo sobre la estética externa de un libro, voy a hablaros sobre cómo crear una buena portada.

Después de escribir un libro

Muchas son las cosas que un escritor novel desconoce acerca del proceso de publicación de un libro. El fallo más común es pensar que un escritor escribe. Error. Un escritor debe hacer muchísimas cosas además de escribir: pensar en su historia, planificarla, revisarla, ordenarla, corregirla, maquetarla… Y, después de escribirla y haber hecho todo eso, aun tiene 6 fases más por delante.

En este artículo os hice un breve resumen de cada una de esas 6 fases extra, que pueden agruparse del siguiente modo:

  1. Estética externa
  2. Estética interna
  3. Parte comercial

Para terminar con el primer punto, la parte estética externa, hoy voy a hablaros sobre la portada

La Portada

Os decía en mi anterior artículo que opino que la clave para un buen exterior de un libro es siempre el título. Sin embargo, este debe ir intrínsecamente acompañado por una portada adecuada.

Al igual que os decía que no podéis elegir un título que no tenga nada que ver con vuestra historia (bueno, poder, podéis, pero estáis engañando vilmente a vuestros lectores, y ellos se van a dar cuenta), no podéis crear una portada increíble e impactante que luego no refleje la realidad de vuestro libro.

¿A cuantos de vosotros os ha sucedido algo parecido? Seguro que más de una vez lo habéis visto. Si la historia en sí resulta no ser mala, mi única reacción al terminarla suele ser dar un par de vueltas al libro en mi mano pensando ¿de dónde narices sacó la idea para la portada?

Pero si el libro no es excesivamente bueno o es regular…

¿Me seguís verdad? Por eso, y aunque no soy un experto diseñador de portadas… de hecho, no me saquéis de dibujar un monigote con palitos… quisiera ofreceros un par de consejos para que no os den gato por liebre.

¿Quién debe decidir cómo debe ser una portada?

Mi primer y más importante consejo es el siguiente: no dejéis en manos de otros todo el proceso creativo de diseño de una portada. ¿Por qué? Si es algo que parece muy cómodo. De hecho, y como veremos luego, si pagamos porque alguien nos haga la portada… ¿por qué no dejarle a él todo el trabajo?

Muy sencillo. Porque podréis ser gente que no tenga ni idea de diseño gráfico, pero seguro que sabéis qué os gusta y qué no. Y si dejáis libertad total al diseñador, hay altas probabilidades de que su idea no se adapte a lo que necesitáis.

¡Ojo! No estoy diciendo que los diseños que os den sean malos. De hecho igual buenísimos. Pero si no sabéis lo que queréis es muy difícil que alguien acierte a cumplir con vuestras expectativas. Y siempre tenemos alguna que no compartimos con ellos. Así que lo más importante es que vosotros mismos penséis distintas alternativas u opciones.

Dejadme poneros una analogía con mi trabajo.

Podéis acordar con un cliente que un trabajo consiste simplemente en diseñar una solución tecnológica que cubra sus necesidades X e Y. Sin embargo, si en el contrato no las especificáis con claridad y dejáis una descripción muy vaga y ambigua de cuáles son vuestras responsabilidades, el cliente (con toda base legal y contractual para hacerlo) podrá exigiros X, Y y también, Z, N, M, K, … y todo lo que les plazca.

¿La diferencia es abismal verdad? No estoy diciendo que un diseñador se vaya a aprovechar de vosotros, para nada, sólo intento transmitiros lo difícil que será para ellos el cumplir con unas especificaciones inexistentes. Y lo difícil que será para vosotros que os guste algo en lo que no os habéis involucrado.

Buscando la inspiración

Aquí sois totalmente libres de hacerlo como creáis conveniente. Cada maestrillo tiene su librillo, como se suele decir. Pero sí que hay una serie de cosas que podéis hacer para buscarla:

  • Busca portadas de libros similares. No para plagiarlas, sino para ver cómo otros han resuelto vuestro mismo problema. Hay mucha gente que ya ha pasado por lo mismo y ha salido triunfante, ¡aprended de ellos!
Varias portadas extraídas de mi librería.
Varias portadas extraídas de mi librería.
  • Escribe los conceptos clave de tu libro. Muy al estilo de la búsqueda de un título, pero con menos longitud de listas. ¿De qué trata tu libro? Una idea, un paisaje, un lugar, un personaje, … todo puede valer. ¡Eso si! Tiene que ser relevante para la historia, no vaya a ser que hagáis una portada inconexa con vuestro libro.
  • Analiza tu título. Podrá parecer igual que el consejo anterior pero… ¿qué pasa si vuestro título es una metáfora al respecto de algo relacionado con vuestro libro, y no la historia en si? En mi primer libro, ya os comenté, se publican 28 de mis relatos. ¡28! ¿Cómo narices se unifican 28 historias en una portada? Pues a través del título. En él (La Imaginación También Muerde) ya extraje la clave que une a todos los relatos. Así que, ¿por qué no partir de esa base para la portada?
  • Pregunta a tus conocidos. Todos tenemos a alguien cercano que tenga buena mano con la creatividad gráfica. Contadle de qué va el tema, enseñarle el título, decidle alguna de vuestras ideas y… ¡a ver qué pasa!

Y por último un consejo adicional al que podéis (o no) hacer caso: que la portada no sea un reflejo directo del título. Queréis complementar al título con una buena portada, no volver a decir exactamente lo mismo. Las redundancias nunca son buenas.

El diseñador

Ya sea un conocido vuestro, un familiar, un amigo o alguien recomendado o a quien habéis conocido buscando por internet… Hablad con él. Contadle de qué va vuestro libro, contadle todas las ideas que hayáis tenido para la creación de la portada. Habladle de vuestro título. Y no sólo del título en si, sino también de por qué habéis escogido ese título.

Pero sobre todo, escuchad sus ideas. Ved por donde camina su mente y ayudadle a encontrar el mejor camino para crear la mejor portada del mundo.

Intentad que os enseñe su trabajo en las fases preliminares, y así poder confirmar o corregir todo aquello que no os convenza. Y dejadle trabajar. Si habéis acudido a un profesional es por algo.

En mi caso…

Intentar extraer algo de mis 28 relatos que permita la generación de una portada hace que muchos de los relatos no se vean reflejados por la portada. Por eso decidí hacerle una portada al título. La Imaginación También Muerde recoge la esencia de los 28 relatos, así que me pareció un buen punto de partida.

Lo difícil vino en intentar crear algo que no fuera una copia literal del título. Cabezas de las que surge la imaginación, libros con dientes que te muerden, un libro del que surgen todas mis ideas, un libro tragándose una pluma o un escritor… Ideas así surgen muchas, todas válidas, pero todas un poco… sin sustancia.

Hasta que mi hermana me enseñó otro enfoque. Buscar en internet palabras clave relacionadas con el título. Palabras sueltas, palabras que nos evoquen algo similar a nuestro título o nuestro libro. Y así encontró una imagen que nos cautivó a los dos, una imagen a partir de la cual se nos ocurrió una idea bastante sencilla y que nos permitía incluir varios elementos relacionados con mis relatos. Aunque manteniendo siempre el núcleo central de La Imaginación También Muerde.

Sueños, terror, oscuridad, fantasía… son las claves que hay en la mayoría de estas 28 historias.

¿El resultado?

Portada La Imaginacion Tambien Muerde

La imaginación también muerde

Edición mayo 2017

Tanto el contenido del libro, como la portada, han sufrido una revisión drástica. Para unificar el estilo de esa portada con el de mi segundo libro, Memoria selectiva, he hecho un nuevo diseño de la portada. Aunque todo lo anterior sigue aplicando igual, el resultado es muy diferente:

La imaginacion tambien muerde
La imaginacion tambien muerde (2ª edición)
Opt In Image
¿Te gustan la ciencia ficción y la escritura?

Únete a la comunidad de lectores y escritores de ciencia ficción de El Rincón de Cabal y cada semana te comentaré las últimas actualizaciones del blog, las noticias más interesantes del ámbito de la ciencia ficción y la literatura, así como ofertas y promociones exclusivas para los suscriptores.

¡Compárteme!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone