Revisando mis entradas anteriores he visto que he hablado mucho sobre cómo escribir ciencia ficción creíble, cómo escribir un relato, cómo entrenar la creatividad… pero nunca he hablado sobre cómo escribir ciencia ficción en general. Ningún artículo donde, simple y llanamente, incluya las 7 cosas esenciales necesarias para poder escribir ciencia ficción. Así que he decidido que hoy sea el día en el que termine con esa racha de desinformación.

Como bien nos recuerdan en MOLPE, Mark Twain decía que escribir es fácil: solo tienes que unir las palabras adecuadas. Sin embargo, cualquiera que se haya puesto delante de un teclado para dar forma a una historia (del tipo y la longitud que sea) se habrá dado cuenta de que eso de unir las palabras adecuadas no es un proceso sencillo ni inmediato. Un escritor, salvo quizá un par de honrosas excepciones, no se levanta una mañana, dice ¡hey! Hoy voy a escribir un libro y se sienta a escribir.

Hay una realidad mucho más laboriosa y tortuosa detrás de cualquier historia (novela, relato, relato corto…). Una realidad llena de trabajo, estudio, aprendizaje y diseños previos que todo aquel que quiera escribir ciencia ficción deberá, por lo menos, conocer. Luego cada uno decidirá si quiere seguir todo el proceso o no hacerlo y si lo hará en un orden determinado o en otro. Yo aquí quiero contarte el proceso que sigo yo para escribir ciencia ficción.

Cómo escribir ciencia ficción

Este artículo quizá pueda ser extrapolable a cualquier otro género. Sin embargo, hay un par de puntos que cobran una mayor importancia en los géneros especulativos (fantasía, terror y ciencia ficción) y un último punto vital si hablamos de ciencia ficción.

Y es que toda historia que tenga lugar en un entorno (o con unas características) tan imaginativo, creativo o extraño como suelen tener estos géneros exigen de nosotros que pongamos un esfuerzo adicional en las fases previas a la escritura. Porque sí, alguien que quiera escribir ciencia ficción tendrá que invertir una buena cantidad de tiempo en prepararse a sí mismo el terreno.

Así que… ¿qué 7 cosas necesitas para poder escribir ciencia ficción?

1. Saber qué es ciencia ficción

Puede parecer absurdo, pero no lo es. Saber qué caracteriza una historia de ciencia ficción y, por tanto, saber qué no la caracteriza es clave para poder escribir ciencia ficción y contar una buena historia.

Y, como podrás ver en el artículo enlazado, no me estoy refiriendo a los subgéneros ni a los miles de tipos de historias que pueden ser ciencia ficción. No, me estoy refiriendo a esos 5 puntos esenciales que definen (casi) cualquier historia de ciencia ficción.

Entender esa esencia (algo casi natural si lees y devoras ciencia ficción de manera habitual) es clave para poder escribir ciencia ficción de verdad.

2. Tener una idea

Una idea que seas capaz de llevar a otro nivel. Un germen que haga que te pique la curiosidad y te den ganas de escribir ciencia ficción sin parar.

Y eso solo se encuentra si estás buscando inspiración de manera constante. Bien sea a través de ejercicios de escritura creativa, de un cuaderno de notas, de conversaciones con tus amigos o del último sueño alcohólico que hayas tenido. Debes buscar y forzar a tu mente a buscar esas ideas y, por supuesto, debes anotarlas todas.

Porque, no lo olvides, el primer paso para escribir ciencia ficción es esa idea. Y las ideas se tienen que buscar de manera activa.

3. Desarrollar esa idea

Que las ideas no valen nada es algo sobre lo que ya he hablado en otras ocasiones. Y es que todos tenemos cientos de ideas que se quedan en eso: en simples ideas.

Para poder escribir ciencia ficción, y cualquier otra cosa, tienes que coger esa idea etérea y bajarla al terreno de los vivos. Tienes que sentarte con ella, ver qué posibilidades tiene, qué opciones te da y ponerte a diseñar cómo podrías hacer que esa idea funcionase en una historia.

Hay infinitas maneras de abordar una misma idea y tú tienes que buscar la manera de convertir esa idea propia en una historia memorable.

4. Worldbuilding

Todas las ideas pueden funcionar en casi cualquier tipo de mundo. Una de las labores más importantes para poder escribir ciencia ficción es definir las reglas que tiene ese mundo, darle forma y crear todos los elementos que necesitas para hacerlo funcionar.

Por ejemplo: si piensas en unos seres bajitos que llevan algo que contiene toda la maldad del mundo hacia su destrucción…

Podrías estar hablando de unos niños que encuentran un libro maligno, el Necronomicón, y deciden emprender un viaje para comprenderlo y destruirlo antes de que nadie más lo descubra.

También podrían ser pequeños robots de un lejano planetoide que encuentran una chispa del mal más terrible y ancestral mientras excavaban en busca de minerales. Al encontrarlo deciden viajar a través del tiempo y el espacio hasta encontrar el agujero negro primordial en el que poder destruirlo.

Incluso podría tratarse de jóvenes estudiantes de criminología que conocen la verdadera cara del mal a través de uno de sus compañeros. Un asesino por el que emprenden una despiadada búsqueda contrarreloj para encontrar pruebas que les permita desenmascararlo, condenarlo y evitar así que continue matando.

O también pueden ser Frodo y Sam llevando el Anillo Único hasta el monte del destino, en lo más profundo de las tierras de Mordor.

Tu diseño del mundo terminará de definir la idea que has tenido.

5. Conoce a tus personajes

Con el ejemplo anterior también ha quedado clara una cosa: tu historia puede estar poblada por seres humanos, robots, alienígenas o cualquier cosa que se te ocurra. Tendrás que decidir quiénes son (además de cuántos son) y definir muy bien sus características.

Porque para escribir ciencia ficción tienes que conocer a tus personajes como si fueran de tu familia. Y no solo eso, sino que también tendrás que decidir cuál de ellos va a contar la historia.

El narrador marcará el punto de vista de todo lo que suceda y definirá qué cosas podrán o no pasar en tu libro. Además de eso también marcará el lenguaje que podrás o no utilizar (tiempo verbal, qué sabe y qué no…).

6. Definir una estructura

El narrador ha podido darnos una pista sobre cómo queremos contar nuestra historia. ¿Es un recuerdo? ¿Es un diario? ¿Es una narración en tiempo real? No obstante, saber quién cuenta la historia sigue dejando muy abierto cómo será el proceso de escritura (y de lectura). ¿Qué contarás primero? ¿Qué historias desarrollarás? ¿En qué orden? ¿Con qué objetivo?

Escribir ciencia ficción, al poder tratar cualquier tipo de trama, exige una planificación previa sobre cómo vamos a contar nuestra historia.

 

¿Queremos misterio? ¿Miedo? ¿Intriga? ¿Acción? Dependiendo del tipo de esencia que queramos tendremos que organizar nuestra historia de una manera u otra.

7. Coherencia

De entre todos los consejos, recomendaciones y correcciones que puedes aprender sobre escribir ciencia ficción yo me limitaría a uno solo: la coherencia.

Cuando tengas tu idea, tu mundo, tu trama y tus personajes revisa que todo está alineado. Que el protagonista es moreno y de ojos verdes al principio y moreno y de ojos verdes al final… y que tu sistema de propulsión a base de tetraplutonio cuántico sigue siendo un sistema de propulsión a base de tetraplutonio cuántico al final.

Vamos, que si ese sistema de propulsión te permite viajar como máximo a 0,7 veces la velocidad de la luz… no te saques de la manga que a veces es 1,1, otras es 0,5 y en otros momentos 7,3.

Escribir ciencia ficción exige mucha coherencia en todas esas cosas que nos inventamos para darles lo más importante de todo: verosimilitud.

En resumen

Aprende, busca, piensa y desarrolla. Escribir ciencia ficción requiere de mucha imaginación y muchas ganas por deformar y modificar el mundo que nos rodea. Busca esa inspiración allá donde creas que puede estar y siéntate a diseñar todos los elementos que puedas llegar a necesitar en tu historia.

Cuando tengas un marco de referencia suficientemente detallado, profundo y coherente; escribir ciencia ficción será coser y cantar.

Y tú… ¿quieres escribir ciencia ficción?