Después de haberte hablado de los primeros pasos en Scrivener, cómo reflejar tu estructura narrativa en él, cómo crear tu propia escaleta y haberte hecho un tutorial sobre la versión iOS de Scrivener ya va siendo hora de hablar de lo que puedes hacer con él después de escribir. En este tutorial quiero hablarte sobre cómo usar Scrivener para corregir un libro.

Llevo dos meses (largos) editando y corrigiendo mi libro de relatos Memoria selectiva, así que tengo muy fresco cómo es esto de usar Scrivener para corregir. Así que hoy quiero contarte las 5 herramientas clave que nos proporciona este increíble programa para que seamos unos correctores de textos profesionales.

Sé que sobra decirlo, pero quiero dejarlo claro antes de empezar: no te voy a hablar de qué tienes que buscar en tu texto para que sea correcto, sino de cómo puedes hacerlo..

Usar Scrivener para corregir un libro

Scrivener es, ya lo he dicho muchas veces, la herramienta perfecta para un escritor. Te permite ordenar, organizar, distribuir y escribir cualquier tipo de texto de una manera muy sencilla y cómoda. Si, en concreto, hablamos de un libro, las ventajas son todavía más acusadas (estructura narrativa en Scrivener).

Como usar Scrivener para corregir un libro

Creo que casi cualquier página especializada en escritura recomienda en primer o segundo lugar que usemos Scrivener (por algo será). Sin embargo, no hay muchos sitios que te hablen de las ventajas que ofrece usar Scrivener para corregir un libro.

Y es que Scrivener, además de todas esas herramientas para facilitarnos la planificación y la escritura de nuestro libro, también tiene 5 herramientas clave que nos ayudarán a corregir ese libro que tenemos entre manos.

¿Cómo?

5 herramientas clave de Scrivener para corregir un libro

Usar Scrivener para corregir un libro no tiene nada que ver con usar Word, Pages o cualquier otro procesador de textos. Mientras que en estos últimos nuestras herramientas son los controles de cambios, los comentarios y… poco más, Scrivener nos proporciona una serie de funciones adicionales que harán las delicias de cualquier escritor que quiera corregir.

Sin embargo, sí que es cierto que cuando trabajas con un corrector (o correctores) externo, la comunicación con él se suele hacer utilizando un documento de Word con el control de cambios activo. Pero no te preocupes, porque como sexta herramienta para usar Scrivener para corregir un libro, te voy a contar cómo puedes mezclar ambas maneras de trabajar y hacerte la vida más fácil.

Ahora vamos con esas 5 funciones clave:

1. Instantáneas

Una de las herramientas que más me gustan de Scrivener es la de poder guardar versiones de cada archivo dentro del propio proyecto. De esta manera, usar Scrivener para corregir un libro es algo muy cómodo y nada peligroso. Eso sí, tienes que acordarte de realizar estas capturas (que son manuales), porque si no lo haces es como si no tuvieras esta herramienta…

Dentro del inspector hay una función llamada instantáneas (quinta pestaña del inspector, con el símbolo de una cámara fotográfica) que te permite almacenar tantas capturas de tu texto como quieras.

Así que, antes de empezar a hacer ningún tipo de revisión usa esta función para guardar una copia de tu texto. Si en algún momento detectas que hay algo raro en tu texto, falta una frase, un párrafo… lo que sea, siempre puedes venir aquí y comparar tu texto actual con el anterior para ver qué es lo que ha cambiado.

2. Modo de revisión

Scrivener trae por defecto una función que llama modo de revisión. La puedes encontrar dentro de la barra de herramientas en: Formato > Modo de revisión. Esta herramienta te permite usar Scrivener para corregir un libro a través de 5 modos de revisión distintos.

Este modo de revisión, a diferencia del control de cambios de Word, lo que hace es que todo el texto que escribas (mientras lo tengas activo) utilice el color de la revisión concreta que tengas activa. Eso sí, estos modos de revisión, junto con los comentarios estándar y la posibilidad de guardar instantáneas, como mínimo iguala esa funcionalidad de controlar los cambios de Word.

Y todavía hay más.

3. Estado de los archivos

El modo de vista que más te ayuda a usar Scrivener para corregir un libro es el organizador de ideas. Si el corcho, como ya te conté, es clave para ordenar tu libro y montar tu escaleta, este organizador de ideas es tu panel de control de las correcciones.

En él puedes ver todas tus carpetas y archivos con sus etiquetas, estados, fechas… y demás datos correspondientes. Desde aquí, además, puedes modificar algunos de esos parámetros. Entre ellos, los que más nos importan ahora, para usar Scrivener para corregir un libro, son los de estado e incluir en la compilación.

Estado es una etiqueta de texto que puede tener los valores que tú quieras. Yo, para mis textos de ficción, uso los valores por defecto:

De esta forma, asigno Primer borrador a la primera versión del archivo, Borrador revisado cuando envío el borrador a mi corrector/lectores cero (en el que ya he hecho dos o tres correcciones) y Borrador final al documento en el que incorporo las correcciones pertinentes. Cuando termino con todas esas revisiones, si doy el texto por cerrado marco el estado Hecho y si todavía hay algo que necesito pulir uso Cosas pendientes.

4. Estadísticas

Además de las dos estadísticas más típicas (de proyecto y de sesión), Scrivener tiene una tercera llamada estadística de texto. Puedes acceder a ella desde Proyecto > Text Statistics o utilizando el atajo de teclado (en Mac) Ctrl + Alt + ⌘ + S.

Cómo usar Scrivener para corregir un libro: estadisticas

Dentro de esta pequeña pantalla de resumen, podrás ver todas las palabras que has escrito y la frecuencia con la que lo has hecho (para el o los archivos que tengas seleccionados en el cuaderno).

Una herramienta muy útil para ver cuánto abusas de tus coletillas favoritas.

5. Buscador avanzado

Cuando sabes cuáles son tus pecados más frecuentes, Scrivener te ofrece una funcionalidad maravillosa para ver cuan repartidos están por un texto. Si, por ejemplo, abusas de «pero», «sin embargo», «como», o cualquier otra expresión que suelas repetir, este buscador avanzado te vendrá de perlas.

Este buscador está ubicado en la parte superior derecha de la pantalla y te permite hacer búsquedas en cualquier parte del proyecto. Títulos, sinopsis, palabras clave, estados… y muchas otras opciones que no vienen al caso. Pero si lo colocas en buscar Todos con frase exacta puedes ver la distribución de esa frase a lo largo del texto.

De hecho, no solo te servirá para ese tipo de coletillas, sino para buscar otro tipo de información. Por ejemplo, para encontrar ciertos sustantivos o verbos muy recurrentes en determinadas acciones, como el abuso de la palabra «cubículo» que te muestro en la siguiente imagen.

Cómo usar Scrivener para corregir un libro: buscador

O también para encontrar faltas de puntuación típicas. Como el punto detrás de las comillas de pensamiento de un personaje: buscas » + [espacio] y encontrarás todos los cierres de pensamiento que no tienen una acotación detrás (porque estas serían »,), ni aquellas que ya están cerradas (».).

6+1 Cómo compaginar Scrivener y Word para corregir

Como te decía al principio del artículo, lo normal será que tu editor/corrector/lector trabaje con un documento Word. De hecho, aunque Scrivener es maravilloso, no está pensado para proyectos colaborativos. Un proyecto solo puede estar abierto una vez en un ordenador concreto, por lo que —salvo que cada corrección y cada corrector trabaje en un punto espaciotemporal específico y puedan compartir el proyecto al terminar— debes enviar un achivo diferente a cada uno de ellos.

En estos casos, mi recomendación es que trabajes en paralelo. Así es como lo hago yo y, con ayuda del superbuscador de Scrivener, es bastante cómodo.

Es decir, parte tu pantalla por la mitad: Scrivener a un lado, Word al otro y vete repasando ambos en paralelo. Aquellas correcciones con las que estés de acuerdo del Word las escribes dentro de Scrivener (usando uno de los modos de revisión) y así tendrás todo bien actualizado.

Resumen y conclusión

Estas son las 5 funciones que me ayudan corregir mis libros, relatos o para revisar temas de los artículos de mi blog. Puedes usar cualquiera de ellas para muchas más cosas, y seguro que encuentras otras funciones diferentes de Scrivener que te harán la vida más fácil durante la fase de edición.

Lo que es innegable es que, además de para… todo lo demás, podrás usar Scrivener para corregir un libro o lo que necesites corregir.

Si quieres saber más sobre Scrivener, o directamente necesitas aprender a manejarte con él, echa un vistazo a la plataforma de cursos de MOLPE. Además de Scrivener, aprenderás otras muchas cosas vitales para cualquier escritor emprendedor.

Opt In Image
¿Te gustan la ciencia ficción y la escritura?

Únete a la comunidad de lectores y escritores de ciencia ficción de El Rincón de Cabal y cada semana te comentaré las últimas actualizaciones del blog, las noticias más interesantes del ámbito de la ciencia ficción y la literatura, así como ofertas y promociones exclusivas para los suscriptores.