Hoy, para hablar sobre cómo aprender ciencia para conseguir inspiración y dar coherencia a vuestras historias de ciencia ficción os traigo a Raquel, dueña y señora de los blogs Relatos en la Isla Tintero y Tintes de ciencia. Pero antes, como siempre que viene un invitado al Rincón de Cabal, os dejo una pequeña biografía suya. Después os prometo que ya no hablaré yo y que cada palabra será de Raquel ;).

Raquel Alonso

Raquel, Perry para los amigos, es una estudiante de Biotecnología apasionada de la lectura y la escritura. Dice de sí misma que siempre se consideró de letras hasta que empezó a aprender biología de verdad en la secundaria. Fue entonces cuando decidió que enfocaría su carrera hacia las ciencias puras, aunque no ha dejado de lado esa faceta lectora y escritora.

De hecho, yo la conocí por su blog literario (Relatos en la Isla Tintero) y me quedé en su casa por la divulgación científica que hacía. Una actividad que ahora realiza en un blog diferente: Tintes de ciencia, en el que aprenderéis muchísimo.

Puedes encontrar a Raquel en:

Y ahora sí, es ella la que se queda hablando contigo:

Cómo aprender ciencia

A veces parece que la ciencia es como una secta: para entrar tienes que pasar por un largo proceso de iniciación y, una vez que eres sectario, puedes iniciar a otros. Para los no iniciados todo parece demasiado complejo. «¿Cómo entro en la secta? ¿Quién me ayuda? ¡Yo no valgo para pasar el ritual de iniciación!».

Pero traigo buenas noticias: el truco está en que he dicho parece no es. El mundo de la ciencia no es ninguna secta y, de hecho, el objetivo no es que permanezca en secreto, alejado de las miradas de la sociedad, sino todo lo contrario: que se conozca y se comparta. Sí es cierto que para todos aquellos que no aprendieron nada de ciencia en el instituto puede parecer imposible ponerse a ello ahora, pero solo hace falta rascar un poco la superficie para darse cuenta de que todo el conocimiento está ahí, al alcance de la mano.

La ciencia, por sí sola, es cultura

Hoy quiero hablarte de por qué y cómo aprender ciencia. Quizá te suene demasiado obvio, pero estoy segura de que un montón de personas lo agradecerán. Así que abre bien los ojos, que si parpadeas te lo pierdes.

¿Por qué tengo yo que aprender ciencia?

A ver, a ver, esta pregunta no debería ni plantearse. Sería tan absurdo como preguntar ¿por qué tengo que aprender ciencia?, a secas. Si de verdad te vas a cuestionar eso, es que no tenemos nada que hacer contigo. Pero para empezar, te diré que la ciencia, por sí sola, es cultura. Al igual que no consideraríamos una persona culta a aquella que no tuviera ni idea de quién escribió Romancero Gitano o de quién fue Chopin, no deberíamos considerar culta a aquella que no conoce la definición de proteína.

Cómo aprender ciencia: proteínas

Por desgracia, para muchas personas, la ciencia es algo de científicos, irrelevante para sus elevadas actividades. ¿Por qué saber de ciencia es menos importante? ¿Qué sentido tiene? Bueno, pues eso, que la ciencia es cultura. Aprender ciencia es hacerte más culto y más sabio y nadie podrá discutir eso.

De todas maneras, si esta razón no te ha convencido, creo que la segunda es la definitiva. Saber de ciencia te va a dar espíritu crítico y te va proteger contra los engaños. La mayor parte de charlatanes que divulgan pseudociencias con el objetivo de sacar el dinero a la gente se aprovechan precisamente de su ignorancia.

Si nunca te han enseñado química y no conoces el fundamento de las diluciones, quizás no se te ocurra que la homeopatía es un timo. Si no conoces cómo funcionan las células del cuerpo, será fácil que alguien te convenza de que la clave para curar el cáncer está en los sentimientos. Si no entiendes el fundamento de las vacunas, alguien podrá decirte que en realidad son muy peligrosas y tú tal vez le hagas caso, con las consecuencias que eso tendría. Saber de ciencia te da herramientas para poder juzgar lo que es verdad de lo que es mentira (o por lo menos, de lo que suena a mentira) y eso te protege muchísimo de los engaños.

No solo eso, saber de ciencia también te da una base importante para seguir aprendiendo. Si comprendes cómo funcionan las cosas a nivel más básico, luego te será sencillo entender procesos cada vez más y más complicados. Y esto es como un feedback positivo: cuanto más entiendes, más sabes y más puedes entender, entonces puedes saber más y entender más y entonces puedes saber más y entender… está bien, creo que me has entendido, ya paro.

Además, la ciencia no es un campo aislado de todo lo demás, para nada. Está interrelacionada con todos los demás aspectos de la vida y del mundo. Saber de ciencia te permite comprender mejor lo que te rodea pero también te abre un mundo nuevo de posibilidades. Sí, amigos, hablo de la especulación. El conocimiento estimula la imaginación, te enseñas cosas en las que jamás habías reparado y te hace cuestionártelo todo. Las ideas no salen de la nada, siempre tienen un detonante y créeme si te digo que aprender ciencia es lo más parecido que existe a invertir en ideas.

Si eres escritor, no solo de ciencia ficción, sino de cualquier género, no puedes ir por la vida sin querer aprender todo lo que puedas. Bueno, si puedes, pero te estás dejando por el camino una cosa muy importante.

Confia en mí, que de aprender ciencia sé un rato (aunque de escribir no tanto).

¿Estás convencidosya? Si la respuesta es sí, ahora querrás saber cómo narices entrar en la secta si eres un no-iniciado, y no es plan de ponerme una bata de laboratorio y empezar a invocar al investigador principal o algo así. Pues no te preocupes, que para eso estamos.

¿Cómo aprendo ciencia?

Hay muchísimas formas de aprender ciencia y todo depende de tu formación previa. Si has estudiado una carrera como Física y ahora quieres aprender Biología, lo tendrás mucho más fácil que si tu último contacto con la ciencia fue el concepto de átomo de segundo de la ESO (o de la EGB para los que venís desde más atrás que yo). Así que vamos a ponernos en lo peor y a dar por hecho que no tienes ni idea de nada. Lo lógico es comenzar por el principio ¿no?

Formación básica

Creo que esto es lo más complicado, aquí está la verdadera barrera. Una vez que la superes, ya lo tendrás casi todo hecho. La dificultad de esto reside en la ciencia que se aprende en el instituto, tanto en los años de asignaturas comunes para todos como más adelante, cuando ya nos separamos en ciencias y letras. El problema es que la mayoría de la gente con mucho interés en ciencia esto ya se lo sabe, por tanto, tampoco hay mucho interés en enseñarlo. Además, para qué nos vamos a engañar, es la parte más rollo. No hay láseres, ni bebés con tres padres, ni organismos genéticamente modificados. Hay átomos, cromosomas y fuerzas.

Estoy segura de que con esta presentación tan atractiva, a muchos les dan ganas de saltársela y se puede, pero no te lo recomiendo. Esto te da la base para entender todo lo demás y aunque no es imprescindible, yo considero que es importante también y que luego os ayudará.

Mi recomendación aquí sería coger libros de los que usan los estudiantes de la ESO y seguir el temario. Gente echándose las manos a la cabeza ¿En serio? Sí, así aprendimos todos. Estos libros, aunque son caros, se pueden comprar en cualquier librería y, evidentemente, yendo a vuestro ritmo no os costará un año entero aprenderlo.

Como aprender ciencia (libros)

Pero ¿qué libros? Si tenéis la oportunidad, hojeadlos y elegir uno que se ajuste a vosotros, yo no los he leído. Solo puedo contar que el otro día se me sentó al lado en el tranvía una chica que iba estudiando Biología de 4º de ESO y me pareció un temario bastante completo y asequible (al menos lo que vi). Estos libros explican los conceptos de forma muy clara, orientados a aquellos que no tienen ningún conocimiento previo de ese tema y con el objetivo de que los entiendan, así que yo creo que son la forma ideal de aprender.

Libros de la ESO puedes encontrar de Biología y Geología y de Física y Química y de Bachillerato podrás encontrarlos por separado, junto con Ciencias Ambientales, Psicología y algunas más del estilo. Matemáticas, sin embargo, os recomiendo que no lo estudiéis con estos libros, porque como ha explicado muchas veces Pedro, las matemáticas de verdad poco tienen que ver con hacer fracciones y logaritmos (puedes aprender ciencia –mucha– en sus diversos programas de divulgación, pero me avergüenza reconocer que yo de mates no tengo ni idea).

También hay cursos de ciencia en Internet, por ejemplo, en Khan Academy. Aquí ya sería cuestión de mirar el temario y elegir lo que más se ajuste a lo que quieres aprender, ya que estos cursos van más focalizados a un tema concreto (sin dejar de ser formación básica, por lo menos los que he visto yo).

Antes de ponerte manos a la obra, tienes que saber una cosa esencial: no basta con leer, hay que mantener una actitud de trabajo. Tienes que razonar todo lo que haga falta, tienes que asegurarte de que entiendes lo que te dicen, tienes que consultar las dudas (bien con alguien que sepa o bien con San Google) y tienes que hacerte preguntas y tratar de contestarlas.

Esto puede sonar a chino, o peor, a imposible, pero no lo es. Es cuestión de dedicarle tiempo y esfuerzo, porque el conocimiento, como cualquier otra cosa, no va a venirte solo por estar cerca del libro. Ojalá, entonces me ahorraría mucho estrés en épocas de exámenes.

Formación avanzada

¿Quieres saber más sobre un tema concreto? O mejor, quieres saber más sobre un montón de temas. Eso está genial y por suerte aquí sí que tienes información de sobra. Ahora mismo hay muchísima gente divulgando sobre todo tipo de temas y la mayoría lo hacen muy bien. Además, tienes formatos para aburrir: libros, vídeos de YouTube, blogs, cursos…etc.

Quizás te parezca mal que diga esto, pero si has hecho lo anterior, esta parte es coser y cantar. Primero, porque una base te permite entenderlo todo mucho mejor. Segundo, porque estás mucho más motivado. Estás aprendiendo cosas que de verdad te interesan, que quizás puedas usar en tu novela y que son flipantes (toda la ciencia es flipante pero algunas cosas son más flipantes que otras).

Como aprender ciencia para obtener ideas de ciencia ficción

Antes he dicho que la formación básica te la puedes saltar. Y si de verdad estás convencido y te quieres pasar la ciencia en modo difícil, puedes hacerlo. La alternativa es empezar directamente en esta parte avanzada e ir aprendiendo cada concepto nuevo “a las bravas”, recurriendo a Wikipedia en cada duda y dejándote muchas cosas en el tintero.

Ojo, es buena opción para aprender ciencia si ves que no tienes tiempo o motivación para aprender desde el principio y jamás recomendaré a alguien que no lo haga. Indudablemente es más entretenido y motivante que leer libros de la ESO, pero tiene la desventaja de que es más complicado llegar a dominar bien los temas y además, mucho menos eficaz. Es como ponerse a leer una novela en inglés en lugar de estudiarse las listas del vocabulario: está claro que es más entretenido pero si te limitas a ignorar lo que no entiendes, no vas a llegar muy lejos.

Cuando empecé a escribir este artículo tenía intención de hacer una lista con sitios web que puedes consultar, pero la verdad es que hay tantos que no acabaría nunca, así que voy a dejar solo algunos de las que más me gustan.

Dónde encontrar esa formación

En YouTube, ASAPScience hacen vídeos en inglés muy interesantes sobre un montón de temas curiosos. En castellano, diría que el referente es Martí de CdeCiencia, aunque no soy seguidora suya.

Luego también tienes todas las charlas de TED (en la página están ordenadas) sobre todos los temas que te puedas imaginar. Tuve una época en la que veía como 5 o 6 al día, y es que oír a los científicos hablar de su trabajo o de su especialidad me parece genial.

En cuanto a blogueros y tuiteros, si quieres aprender sobre matemáticas os recomiendo seguir a Pedro Daniel Pajares, que divulga mucho y muy bien.

Sobre mitos de alimentación, un referente es José Manuel López Nicolás(a mí me gustan mucho sus entradas) y otros a quienes leo son J. M. Mulet y MicroBIOBlog.

Sinceramente, te recomiendo que empieces a seguir a un par de divulgadores científicos por Twitter y verás como en unas semanas sigues a un montón, porque acabas saltando de unos a otros.

Y ahora, para finalizar, voy a hacer algo bonito por ti y te voy a dar unos consejos útiles que he aprendido durante mi vida y que seguro que te pueden servir.

Como aprender ciencia en internet

Truconsejos para ponerse a aprender ciencia

  1. Entiende el significado de lo que lees. Algo que pasa mucho es leer células endoteliales, no saber a qué hacen referencia y seguir hasta que te das cuenta de que tienes unas lagunas tremendas y que tienes que volver atrás porque no te has quedado con nada.
  2. No sigas adelante sin haber comprendido lo anterior. Esto, como el consejo de antes, es de cajón. Todo el tiempo que avanzas sin tener claro lo anterior es tiempo perdido, porque luego tendrás que volver. Para, repasa, pregunta si no has entendido algo, pero no ignores tus carencias porque al final, solo te engañas a ti mismo. Y te lo dice alguien que ha tenido que aprender esto por las malas.
  3. No tengas miedo a preguntar. Cualquier persona que sepa del tema que estás estudiando, posiblemente esté encantada de echarte un cable y de responder a tus preguntas (si no tienes a nadie, me presento voluntaria como tributo). Además, Wikipedia, hasta donde yo sé, es una fuente bastante buena de información, así que puedes recurrir a ella siempre que sea necesario.
  4. Alterna fuentes y formatos. Por ejemplo, si estás estudiando los cromosomas, puedes adelantarte un poco y buscar vídeos sobre personas con anomalías cromosómicas. Esto te permite ver cómo de bien estás entendiendo todo y además te motiva, porque ves que lo que estás estudiando va más allá. Dejas de ver el árbol un rato para ver el bosque.
  5. Aprender ciencia no es una carrera. Ve a tu ritmo y sobre todo, disfruta de lo que haces. Vale más afianzar bien algo que tocar un montón de temas por encima. Esto también te aseguro que lo sé de primera mano.
  6. Sé curioso, cuestiónate todo, hazte preguntas a ti y a los demás (esto ya lo he dicho, pero me parece esencial). Yo estoy todo el día haciéndome preguntas y quizás mis amigos acaben un poco hartos cuando les meto a ellos en el juego, pero así disfruto mucho más de lo aprendido. Y con esto, además, te das cuenta de todo lo que sabes y de lo mucho que has progresado desde el principio. Es entonces, cuando miras el camino y el esfuerzo, cuando te das cuenta de que ha merecido muchísimo la pena.

En definitiva

Esto es todo lo que te quería contar hoy en el blog de David. Espero de verdad que te haya animado y motivado a aprender ciencia. Yo soy la primera que sabe que no es fácil, pero quería transmitirte que se puede hacer y que no tener ni idea no es motivo para no intentarlo.

Si te ha gustado, podemos vernos en mi blog.

Muchas gracias por leerme y sobre todo a David por haberme dejado este espacio para explicaros mis cosas, ¡me ha hecho mucha ilusión!

¡Hasta la próxima!

  • ¿Quieres aprender a escribir ciencia ficción?

    Únete ahora y recibe gratis mi minicurso para aprender a escribir ciencia ficción.

  • Reader Interactions

    Comentarios

    1. Me ha encantado leer esta colaboración porque yo ya sigo Tintes de ciencia. Me gusta el tono con el que explicas las cosas. Haces que la ciencia sea inteligible para los no científicos como yo. Un abrazo!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Olvidaste tu contraseña?