Hoy quiero hablaros de uno de mis temas de ciencia ficción favoritos: las paradojas temporales. Es posible que sepas que hace una semana hice una encuesta en Twitter sobre cuál debía ser el post de esta semana, y el resultado fue este:

Salvo que las cosas hayan cambiado en las ultimas 24 horas de la encuesta (puse mal la duración), estoy escribiendo estas líneas con un empate en primer lugar:

  • Ciencia ficción creíble – 35%
  • Postescritura de mi novela – 35%

Y como soy juez, jurado y verdugo de esta encuesta… he decidido que me apetece más liarme la manta a la cabeza y hablar de cómo escribir ciencia ficción, en concreto, de las paradojas temporales. Uno de los temas que más me rompen la cabeza cuando decido crear una historia que las utilice.

Empecemos por el principio.

¿Qué son las paradojas temporales?

Como su propio nombre indica, se refiere a situaciones absurdas y carentes de lógica a las que podríamos llegar si el viaje en el tiempo fuera posible. El ejemplo más común es el que se conoce como la paradoja del abuelo:

¿Qué pasaría si viajases al pasado y matases a tu abuelo antes de que este tuviera a tu padre?

Si tu padre no llega a nacer, tú tampoco nacerás… entonces, ¿cómo has sido capaz de viajar al pasado a matar a tu abuelo? ¡Si nunca has nacido!

Viendo estas paradojas temporales como un sistema físico, podríamos decir que la paradoja es un sistema en un estado de inestabilidad. Y los sistemas inestables no pueden existir, así que tiene que haber una explicación que no estamos contemplando para darle estabilidad y equilibrio a ese sistema.

Es decir, que la premisa de este artículo es buscar esas explicaciones para anular las paradojas temporales. Porque, tal y como veo yo el multiverso (y tengo que ponerlo así porque, como verás más adelante, tener varios universos soluciona muchas de las paradojas), no pueden existir las paradojas temporales. Soy ingeniero, en mi mente todo problema tiene una solución aunque seamos incapaces de verla, y una paradoja temporal es un problema.

Tipos de paradojas temporales

Otro de los temas más habituales que salen a la luz cuando hablamos de viajes en el tiempo es del tipo de paradoja temporal que tenemos entre manos. Normalmente se habla de que existen dos tipos de paradojas: las paradojas abiertas y las paradojas cerradas.

¿En qué se diferencian?

A. Paradojas temporales cerradas

La paradoja es un poco difícil de comprender. El problema de estas paradojas temporales es que no lleguamos a un punto absurdo, sino que partimos de él. Y la mejor manera de explicarlo es con un ejemplo:

Viajo al futuro, descubro que la humanidad ha sido aniquilada por una plaga. Vuelvo al pasado con intención de trabajar en una cura, pero no me doy cuenta de que traigo esa plaga conmigo. Es decir, yo soy el causante de la plaga.

Paradojas temporales - 12 monos

¿Cómo puede ser que yo cause la plaga? Si no viajo al futuro, ¿cómo aparecerá la plaga? ¿Y si me quedo en el futuro para no contaminar el pasado? Estaría viviendo en un futuro imposible, ya que no he vuelto al pasado a contaminar el planeta.

Personalmente, este tipo de paradojas no me gustan. Hablan de hechos imposibles que quedan muy bien en la literatura y el cine, pero siempre me han apestado a deus ex machina. Necesitamos un origen lógico para todo lo que hagamos, aunque las soluciones que te plantearé aquí debajo sirven como respuesta a este tipo de paradojas temporales.

B. Paradojas temporales abiertas

Una paradoja temporal abierta es la típica paradoja del abuelo, que será la que utilice como ejemplo en el resto del artículo:

Viajo al año 1925, cuando mi abuelo tenía 10 años, y lo mato. ¿Cómo puede ser que yo esté vivo 90 años después para viajar hacia atrás y matar a mi abuelo?

Parece que mi nacimiento no es compatible con el hecho de matar a mi abuelo. Si nazco, no puedo matarlo.

¿O sí?

¿Cómo solucionamos estas paradojas temporales?

Ahora sí, vamos al núcleo del artículo, a la esencia de lo que te quería contar. Si damos por hecho que viajar en el tiempo es posible y damos por hecho, también, que el multiverso es un sistema estable, ¿cómo explicamos la existencia de estas «paradojas temporales»?

Paradojas temporales - multiverso

Como el artículo me ha vuelto a quedar gigante, lo he partido en dos trozos. En este te hablaré de los viajes en el tiempo sin tecnología. El cómo viaje el pasajero es irrelevante, lo que importa es cómo se resuelven las distintas paradojas temporales que nacen a partir de su presencia en el pasado. La semana que viene te hablaré de cómo otros cuatro viajes temporales resuelven sus propias paradojas temporales.

1. Universos paralelos

Mi amigo el multiverso.

La primera de las soluciones al problema de las paradojas temporales es, precisamente, tener infinitos universos paralelos. De esta forma, las máquinas de viaje temporal no son en realidad máquinas de viaje temporal, sino que son máquinas para viajar entre universos. Lo que pasa es que también nos permiten cambiar el cuándo aterrizamos además del dónde.

Así, cuando yo viajo al pasado a matar a mi abuelo, en realidad estoy matando a uno de los infinitos abuelos que tengo en los infinitos universos paralelos que existen. Yo siempre naceré, porque mi universo seguirá teniendo a mi abuelo, pero el yo de este nuevo universo paralelo no nacerá.

Paradojas temporales - multiverso
Imagen obtenida de Deviantart

Esto tiene varias consecuencias muy chulas para analizar en una historia:

  • Tu línea temporal permanecerá invariable (salvo por el hecho de que tú te has ido de ella).
  • Si pretendías arreglar algo en tu línea temporal (véase, matar a Hitler y evitar la IIGM), no lo has conseguido. Sí, conseguirás evitarla en el universo al que te has trasladado, pero no en el tuyo. Ese desastre seguirá presente con tus padres, familiares y amigos.
  • No podrás volver nunca. Tu universo quedará perdido en la marea de infinitos universos paralelos y no podrás volver a él.

Lo cual te deja en una situación un tanto… absurda. Estás atrapado en el pasado, tu futuro no va a existir y has abandonado tu presente. Menuda fiesta.

2. Entramado temporal relativo

La segunda solución al problema de las paradojas temporales es dejar de ver el tiempo como una línea que fluye sin cesar, sino como un conjunto completo en el que cada punto es independiente de los demás. Si sabes de matemáticas, sería como dejar de ver las líneas expresadas como vectores en un sistema de coordenadas 2D y pasar a verlas como una matriz en un sistema de coordenadas 3D, o 4D, 5D… o 789685D.

Eso quiere decir que tú podrías viajar a matar a tu abuelo y seguir existiendo. Tu futuro avanzaría independiente de ese hecho y el pasado (sin tu abuelo) seguiría avanzando también.

Podríamos hablar de que hay muchas líneas temporales en lugar de una pero… estamos hablando de paradojas temporales, ¿por qué iba a ponerle un nombre tan soso a este método? Entramado temporal relativo suena muchísimo mejor, no puedes negármelo 😛

 3. Línea temporal única

Por contra, si no queremos resolver las paradojas temporales sino que queremos abrazarlas y disfrutar de ellas, podemos asumir que tenemos una única línea temporal en un único universo.

De esta forma, al viajar al pasado, a un hecho aislado del pasado en el que tú todavía no existías, y matar a tu abuelo, te estarías cargando todo tu futuro. Tu padre no nacería, tú no nacerías y todo lo que conocías dejaría de existir.

Paradojas temporales regreso al futuro

Sin embargo, a diferencia de las películas de Regreso al Futuro, tú seguirías existiendo en ese pasado. Quedarías anclado en un lugar y un tiempo en el que nadie te conoce y tú serías el único que sabría lo que ha hecho. Podrías ser el salvador de la humanidad y nadie lo sabría. Qué duro, ¿verdad?

Yo lo veo como un sistema cerrado en el que coges un elemento de un punto (del futuro) y la cambias de sitio (al pasado). Todo lo que venga después de ese cambio será nuevo, pero la pieza que has movido seguirá ahí.

3.B Solapamiento mental

Una de las cosas que más me gustó de la película El efecto mariposa fue el concepto de que, por muchas cosas que cambiases en el pasado, tu yo presente recordaría todas y cada una de las líneas temporales modificadas.

Así que, para cosas menos bestias como acabar con tu propia existencia, cualquier alteración de tu línea temporal en la que tú siguieras vivo daría como resultado una de las paradojas temporales más impactantes para tu cerebro: recordarías no una vida, sino dos, tres, cuatro… tantas como viajes en el tiempo hayas hecho.

De esta forma estamos añadiendo algo muy chulo al viaje temporal: las consecuencias de hacerlo. No solo en cuanto a los cambios en el futuro, sino al precio que vas a tener que pagar tú como individuo. ¿Cuántos yo serías capaz de almacenar sin volverte loco?

En resumen

Como puedes ver, no existen paradojas temporales en estos tres casos. El viaje, por su concepción y su entorno, tiene que tener una vía de escape para explicar cómo puede ser que tú mismo seas capaz de matar a tu abuelo en el pasado y seguir existiendo al mismo tiempo.

Y es que una de las cosas más importantes para la ciencia ficción, como digo siempre, es la coherencia de lo que hagamos. Un absurdo tal como estas paradojas temporales, es todo lo contrario a coherente, y tenemos que encontrar la manera de resolver esa incoherencia.

La semana que viene seguiremos con las paradojas temporales y te hablaré de otros tipos de viaje sobre los que es un placer escribir.

  • No quiero aburrirte regalándote cosas que no vas a leer pero…

    Mis suscriptores reciben una versión comentada del artículo de la semana. ¿Te apuntas?

  • Reader Interactions

    Comentarios

    1. Hola,

      No sé si en la segunda parte hablarás del viaje de información (no de persona); un mensaje, una foto… ; desde el futuro al presente.
      Sería interesante valorar las paradojas que supone.

      • ¡Buenas, Peter!

        Te me has adelantado una semanita 😛 Uno de los puntos que quería tratar es justo ese, el del envío de información al pasado. La semana que viene lo verás 😉

        Saludos

    2. ¡Excelente tema! Solo imaginar distintos personajes, viajando a la misma línea tiempo-espacio, por diferentes motivos mientras van creando cualquier cantidad de bucles y paradojas. Da para toda una saga!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Olvidaste tu contraseña?