El día 19 de este mes tuve el inmenso placer de escuchar en primera persona una conferencia que dio Gabriella Campbell (Gabriella Literaria aquí en el multiverso) en la Escuela de Escritores de Madrid. Una conferencia que versó sobre las nuevas formas de promoción y venta que ofrece internet para ser escritor: autoedición, redes sociales, blogging,… frente a las tradicionales y obsoletas editoriales convencionales.

Fue una charla muy interesante en la que nos habló sobre cómo un escritor del año 2015 ya no puede confiar su suerte y su futuro a escribir. Antes, un para ser escritor necesitabas que una editorial escogiera tu manuscrito de entre una enorme pila de cientos de ellos. Una vez conseguido ese increíble logro, podías dedicar tu tiempo a recibir tus regalías, escribir tu siguiente libro y sentarte a firmar ejemplares o a presentar tu libro (por favor, leed esta frase con el tono irónico que se merece).

Ahora ya no.

Uno de los mensajes que Gabriella nos transmitió, es que en el mundo en el que vivimos, salvo por aquellos que tengan la suerte (o desgracia) de poseer un contrato con una gran editorial, ser escritor implica que tener unas l de auto-promoción.

Entonces… ¿para ser escritor no solo hay que escribir?

Exacto, a día de hoy ser escritor tiene un 50% de escritura y otro 50% de otra serie de profesiones necesarias para que tu obra tenga un mínimo de repercusión en el océano de la red. Y, dicho sea de paso, en tus bolsillos.

Y no solo lo dice Gabriella. En aquella conferencia, además de poder poner cara a muchos otros blogueros y escritores (incluida la propia Gabriella), tuve la oportunidad de conversar con Ana Gonzalez Duque (nuestra doctora Jomeini y su Fogón). Y la conversación, entre otros temas, también trató sobre esta pluriempleabilidad que tienen los escritores a día de hoy. De hecho, os invito a pasaros por uno de sus blogs llamado Marketing Online para escritores, seguro que encontráis material más que interesante.

Todo esto me ha llevado a reflexionar sobre una de las grandes preguntas que a veces me quita el sueño:

¿Qué tiene que saber hacer alguien para ser escritor en el siglo XXI?

Ser Escritor

Habilidades necesarias para ser escritor

Cuando dejé mi trabajo y decidí que quería pasar a ser escritor pensé: me gusta escribir, no se me da del todo mal… creo que será fácil ser escritor.

Ojalá pudiera volver atrás en el tiempo y darme una sonora colleja en el cogote.

Cuanto más escribo y más investigo sobre cómo escribir, más me doy cuenta de que ser escritor exige ejercer varias profesiones de manera simultánea.

Oye, ¿no se supone que para ser escritor hay que escribir? ¡Claro que si! Y si no escribes de poco te va a servir tener muy claros tus lectores, dónde están y cómo llegar a ellos.

Sin embargo, parafraseando a un profesor del master en negocios digitales que terminé hace poco y modificando el mensaje a la escritura: ¿Quién va a entrar a visitar tu nueva y flamante página de autor para comprar tu libro?

¡Exacto! Lo habéis adivinado: tus padres, tu pareja y quizás (solo quizás) alguno de tus amigos.

¡Vaya éxito! ¡Tienes 7 visitas en tu página! Bueno, miento, tienes 50 o 60, pero 45 de ellas se corresponden con los robots de rastreo de un montón de países diferentes.

Me seguís, ¿verdad? Porque siento quitarle glamour al asunto de ser escritor pero… un escritor solo puede ganarse la vida escribiendo si vende libros.

Porque si solo os leen vuestros familiares, lo único que estaréis consiguiendo es redistribuir la riqueza de la familia. Y ese no es el objetivo de ninguna profesión, y menos aun de una tan artística y creativa como es ser escritor.

Así que, volviendo al tema que nos ocupa… ¿Qué habilidades necesitas para ser escritor que NO están relacionadas con la escritura?

1. Marketing

La primera de las habilidades necesarias para ser escritor está clara: además de ser escritor tienes que ser empresario. No lo olvidéis jamás. Vuestros productos son vuestros textos, vuestros trabajadores sois vosotros mismos y vuestro recurso principal es vuestro cerebro. Pero no dejáis de ser algo parecido a una empresa unipersonal, y por tanto tenéis que atraer a los compradores adecuados para poder venderles vuestro producto.

Necesitáis ciertas nociones básicas de marketing para poder definir un plan de acción adecuado para vuestra nueva empresa. Es decir, que tenéis que encontrar lectores que quieran leer vuestros libros.

¿Quién es vuestro target?

¿Cuál es vuestro posicionamiento de mercado?

¿Cuál es ese mercado?

¿Dónde está?

¿Por qué van a comprar vuestro producto y no otro?

¿Cómo vais a hacer que vuestro target potencial tenga visibilidad de vuestro producto?

Son preguntas básicas de marketing que todos vosotros os deberíais hacer. Sustituid target por lector, producto por libro y tendréis una lista de respuestas que tendréis que conocer para poder vender mejor vuestro libro.

Porque, voy a repetirme otra vez: ser escritor y vender libros van de la mano. Y por tanto las habilidades necesarias para ser escritor son las mismas (o parecidas) que las de cualquier vendedor online.

2. Community Management

Contestar a las preguntas de arriba os ayudará a determinar dónde están y qué hacen vuestros lectores potenciales. Así que la siguiente de las habilidades necesarias para ser escritor es conseguir llegar a ellos.

Por poner un ejemplo absurdo pero sencillo: imaginad que sois fotógrafos, queréis dar a conocer vuestras imágenes ¿dónde podréis encontrar a la gente a la que le gusta la fotografía?

¿En Instagram? ¿En Pinterest? ¿En blogs/revistas especializadas en fotografía? Tenéis que encontrar los canales donde es más probable que encontréis a vuestros lectores.

Una vez que defináis dónde creéis que van a estar, toca dar el siguiente paso.

¿Cómo me hago visible?

No basta solo con crear un perfil de Twitter, Facebook o crear un blog. Tenéis que alimentar correctamente cada red social. Tenéis que entablar una relación con vuestros posibles lectores, atraerlos a vuestro terreno y ofrecerles lo que están buscando. Para que así esos nuevos seguidores vayan atrayendo a otros y hagan crecer vuestra comunidad de posibles compradores de libros.

En definitiva, otra de las habilidades necesarias para ser escritor es que os convirtáis en vuestros propios Community Managers.

Os dejo una pequeña guía que creé hace tiempo sobre cómo ser escritor en redes sociales, espero que os sea útil.

3. Gestión web

Si buscáis en internet, veréis que hay decenas de artículos que hablan sobre lo importante que es tener un blog para ser escritor. El blog da mucha visibilidad si lo gestionas bien y le dedicas mucho tiempo, pero también tiene sus peligros.

Lo que si está claro es que otra de las vitales habilidades necesarias para ser escritor es que tengáis vuestra propia plataforma para incluir información relevante sobre vuestro trabajo y vuestroslibros. Ya sea una web estática o un blog, vais a necesitar tener un dominio propio con una pequeña página que incluya vuestro/s libro/s y desde donde podáis facilitar la compra de los mismos.

Así que necesitáis saber un poco de gestores de contenido (CMS) para montar vuestra pequeña página en WordPress o algún proveedor de servicios similar.

NOTA: WordPress, que es lo que yo conozco, es un sistema realmente sencillo de utilizar, incluso para alguien de letras como puede ser un escritor. Tengo amigos filólogos y abogados que gestionan su web mucho mejor que algunos de los informáticos que conozco.

4. Uso de plataformas de venta online

Como muchos ya sabréis, ser escritor a día de hoy casi casi te obliga a tener un libro electrónico. Es la gran arma que poseemos a día de hoy. Además es relativamente sencillo (para cubrir expediente, hacerlo bien es harina de otro costal) crearlos a partir de un texto dado y distribuirlos a través de ciertas plataformas de venta.

Existen multitud de ellas: Amazon Kindle, Apple iBooks, Google Play, Bubok, Lektu,… por lo que otra de las habilidades necesarias para ser escritor será conocer cómo funcionan y cómo podéis daros de alta en ellas y vender allí vuestros libros. Porque, como todos los servicios de internet del mundo, cada una tiene sus particularidades y triquiñuelas que deberéis aprender si queréis vender con ellos.

Mi recomendación (que ya sé que no me la habéis pedido) es que empecéis por la más grande (Amazon Kindle), que es la que tiene más probabilidades de ofreceros algún tipo de beneficio.

5. Contabilidad

Ser escritor no es barato y tampoco da unos beneficios espectaculares (mucho menos si miramos solo las ventas de libros). Dos condiciones que hacen que tengamos que mirar cada euro que sale (y entra) de nuestro bolsillo. Además, como ya os he dicho, las habilidades necesarias para ser escritor son similares a las de un emprendedor al uso. Por lo que… ¡necesáiits saber contabilidad!

¿Cuántas horas dedicáis a escribir? ¿Cuánto gastáis para hacerlo? Y no solo me refiero a los gastos que necesitáis para vivir (para ser escritor también hay que comer, dormir y ese tipo de cosas… aunque hay gente que se olvide de ello y nos pida que hagamos esfuerzos titánicos por… un simple gracias), sino a costes del tipo:

  • Alojamiento de la página web.
  • Coste de los profesionales que hayáis necesitado contratar para el desarrollo del libro (ilustradores, maquetadores, editores,…).
  • Costes de publicidad.
  • Etcétera.

Como cualquier pequeña empresa, ser escritor implica que deberéis controlar vuestras finanzas y ver cómo maximizar vuestro tiempo y vuestro dinero.

Lo que, dicho de otro modo, obliga a la gran mayoría de los que quieren ser escritores a tener lo que se llama un plan B. En mi caso han sido 5 años de trabajos forzados para tener ahora la solvencia económica para poder ser escritor a tiempo completo. Ya veremos qué pasará cuando vaciemos las cuentas del banco…

Conclusión

Escribir es algo muy placentero, pero ser escritor y vender libros es algo que puede llegar a sacarnos de quicio. Las habilidades necesarias para ser escritor no se limitan solo a saber utilizar Scrivener, a leer mucho o a escribir bien. Porque las habilidades necesarias para ser escritor 2.0 van mucho más allá de las típicas habilidades de escritura.

No os obcequéis al principio con todas estas tareas de venta. Primero viene lo de ser escritor, y luego vendrá la parte de vender. Pero no perdáis de vista vuestras redes sociales. Sois vuestro propio relaciones públicas y vuestra obligación moral es la de encontrar a aquellos que necesitan leer vuestro libro y demostrarles que es así.

Una buena comunidad de lectores puede facilitaros la vida cuando saquéis vuestro libro a la luz o si ya tenéis alguno en circulación. Parafraseando lo que dijo Gabriella otra vez:

Más vale tener 100 fans que 1000 lectores. Porque cada fan comprará todo lo que publiquéis y con sus recomendaciones podrá conseguir que vendáis más de 10 libros. – Gabriella Campbell

Y tened en mente que siempre podréis subcontratar los servicios de otras personas para facilitaros el trabajo. Ser escritor no quiere decir que seáis superman… y habrá cosas que por tiempo o por capacidad no podáis hacer. Aunque es importante que tengáis claro cuánto ganáis y cuánto gastáis para ver dónde distribuís los gastos. De hecho, lo primero en lo que deberíais invertir el dinero es en formación en plataformas específicas para vosotros (como la que os comentaba de marketing online para escritores a la que yo estoy suscrito).

Yo, por el momento, seguiré la moderna corriente del do it yourself y continuaré intentando hacer todas esas labores juntas…

Opt In Image
¿Te gustan la ciencia ficción y la escritura?

Únete a la comunidad de lectores y escritores de ciencia ficción de El Rincón de Cabal y cada semana te comentaré las últimas actualizaciones del blog, las noticias más interesantes del ámbito de la ciencia ficción y la literatura, así como ofertas y promociones exclusivas para los suscriptores.

¡Compárteme!Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone