¡Ya está aquí! ¡La última de las 6 entradas de esta serie de autopublicación a coste cero! Hoy termino con el último pilar de la autopublicación: cómo escribir una buena sinopsis.

Ahora que tienes todo lo que necesitas (título, portada, corrección y maquetación), solo te falta un pequeño detalle para tener entre tus manos un libro terminado y listo para publicar.

Lo que pasa, es que ese pequeño detalle es, para algunos como yo, un enorme escollo que tenemos que salvar. Porque escribir una buena sinopsis es algo casi tan difícil como escribir el libro entero.

¿No me crees?

Por qué es importante escribir una buena sinopsis

Al principio del primer artículo sobre el primer pilar (cuántos primeros juntos, madre mía) te hablé sobre el proceso de decisión de compra de un libro.

Ese proceso de compra se puede ver como un embudo, del mismo modo que los típicos funnels de venta de los que se habla en marketing.

  1. Veo la portada. ¿Me atrae? Si es así…
  2. Leo el título. ¿Me dice algo interesante? Si es así…
  3. Leo la sinopsis. Y si me gusta…
  4. Leo las primeras páginas.

Como en todo embudo de venta, de cada 100 personas que vean tu portada, 20 leerán tu título, 5 leerán tu sinopsis y 1 te comprará el libro.

Escribir una buena sinopsis: el embudo

Así que, aunque los puntos #1 y #2 se llevan casi todo el peso de una compra (te hablaba de un 80%), es el 20% restante, tu sinopsis, el que terminará de hacerle decidirse. Si tu portada es buena y tu título engancha… la sinopsis es el elemento que debe dejarle KO y hacer que compre tu libro.

Pero, como en todo en esta vida, la diferencia entre un 8/10 y un 10/10 es pequeña, pero cuesta mucho más que los primeros 8 puntos.

Y antes de hablar de cómo conseguir escribir una buena sinopsis que te de los 2 puntos que te faltan, vamos a hablar de qué es y qué no es una buena sinopsis.

Para qué sirve la sinopsis

Para escribir una buena sinopsis no debes perder nunca de vista cuál es tu objetivo. Y tu objetivo no es otro que vender ese libro. Ni más, ni menos.

Escribir una buena sinopsis es conseguir crear el reclamo perfecto para que el lector exclame de placer y se sienta en la obligación de comprar ese libro.

Tienes muy poco tiempo, un par de segundos, y muy pocas frases para captar la atención de ese lector. No puedes desperdiciar una sola palabra y tienes que intentar entrar por sus ojos con la mayor velocidad posible.

Para qué NO sirve una sinopsis

Escribir una buena sinopsis es escribir un buen reclamo, no escribir un resumen de tu libro.

Para escribir una buena sinopsis no tienes que demostrar la cantidad de nombres que te has inventado, de mundos que has diseñado, ni de tramas que has entrelazado. Tampoco tienes que decir cosas de tu libro que nunca dirías de ti: es fantástico, los que lo han leído no pueden dejar de hablar de él, te dejará sin respiración, el que lo ha escrito es la p**** con cebolla, y todas esas frases de autobombo que, en mi opinión, no engañan a nadie.

Así que olvídate de bombardearle con información irrelevante, olvídate de decir lo bueno que (crees que) eres, olvídate de incluir las opiniones de tus amigos (al menos al principio) y olvídate de querer contar tu libro en las escasas 300 palabras que tienes para hacerlo.

Y tampoco pretendas vender algo que no tienes. Ten mucho cuidado con ensalzar tu obra y dotarla de un misterio, una riqueza o un sentido de la maravilla alucinante. Porque, salvo que tengas en tus manos la nueva revolución de la historia de la literatura, el lector terminará de leer tu libro con una sensación más o menos positiva y, si recuerda las expectativas que le creaste en su sinopsis, lo más seguro es que esa sensación positiva caiga muchos puntos.

¿Por qué? Porque no has cumplido con lo que le habías prometido. No porque hayas escrito un mal libro.

Consejos para escribir una buena sinopsis

Y ahora sí, vamos con la pregunta del millón: ¿cómo puedes escribir una buena sinopsis?

1. Pega fuerte y pega rápido

Tu primera frase cuenta, y mucho. Si en la primera página de tu libro es esencial que haya algún tipo de gancho para atrapar al lector, no te digo lo importante que es ese gancho en tu sinopsis.

Escribir una buena sinopsis: golpea fuerte

No hace falta que sea larga, intensa o llena de preguntas trascendentales. De hecho, Gabriella Campbell (que sabe mucho de esto, como bien muestra en este artículo tan detallado sobre sinopsis y biografías) y José Antonio Cotrina utilizan el siguiente gancho para empezar en su serie de noveletas de Crónicas del fin:

¡Bienvenidos al apocalipsis!

Directo a la yugular, ¿verdad? Pues tranquilo, que volveré a la sinopsis de esta serie.

Voy a permitirme usar un ejemplo propio, de Memoria selectiva, para que veas la diferencia que hay cuando sinopsizas (hoy quería crear una palabra nueva, ¿se nota?) un libro de relatos:

Trece mundos llenos con la ciencia más posible y la ficción más imposible

Porque no es lo mismo ©sinopsizar una novela con un argumento único, a hacerlo con 13, 28 o los relatos que sean. Si quieres leer tú mismo las sinopsis que me inventé para ambos libros, pincha aquí y aquí, porque no las utilizaré para explicarte cómo escribir una buena sinopsis.

Y no lo hago porque no me gusten (eso tendrás que juzgarlo tú), sino porque escribir relatos tiene tantas particularidades que requeriría una serie completa y separada sobre cómo hacer las cosas.

2. Muestra la esencia de tu historia

Escribir una buena sinopsis es decir en menos de 300 palabras de qué va tu libro. Y como solo tienes 300 palabras, no puedes andarte por las ramas. Sé breve y sé directo.

Si el mundo se ha ido a la mierda y una pobrecita mala bestia tiene que encargarse de sobrevivir… pues cuenta eso. No cuentes que se encuentra con un tipo, que ese tipo tiene una mazmorra, que hay mutantes, que existe una facción religiosa que lucha contra ellos, que de vez en cuando van a un sitio llamado Testamento, que hay bichos en el cielo que hacen fiestas en sus grupas… Me sigues, ¿no?

El cielo roto

Cuenta lo que tienes que contar:

Ha pasado mucho tiempo desde que los leviatanes irrumpieron en el planeta y lo cambiaron todo. La humanidad ha sido diezmada y la Tierra ahora es un erial, un infierno donde la vida no vale nada y la muerte no es lo peor que puede pasarte.

Adrastea (Adra para amigos y enemigos) recorre ese mundo desquiciado en busca de monstruos a los que dar caza. Así es como sobrevive. Así consigue dinero para los hechizos de su lanzaensalmos y para pagar su habitación en Testamento, uno de los pocos bastiones que todavía ofrecen protección a lo que queda de la raza humana.

Simple, sencillo y, otra vez, directo al grano. Gabriella y José Antonio nos dan la esencia de su historia en 4 frases: el mundo se ha ido a la mierda, hay muchos bichos raros, todo va mal y Adra sobrevive cazándolos.

¿Para qué vas a contar nada de los personajes que va a encontrarse, la riqueza del mundo u otros datos irrelevantes para antes de leer la historia? Quieres captar la atención del lector, no aburrirle.

3. El que avisa no es traidor

Escribir una buena sinopsis es reducir a unas pocas palabras lo mismo que el lector se encontrará dentro. Y me refiero tanto al género, como al tono del libro.

Mi primer motivo para incluir este punto es que odio (sí, odio) enterarme de que un libro es juvenil, young adult o cualquier otra cosa que no sea de mi agrado, cuando me lo compro y empiezo a leer. Si es ciencia ficción, pero la esencia es romántica, por favor, avísamelo. Y si es para un público adolescente… pónmelo en letras mayúsculas.

Aunque en esto también entran en juego las categorías. Pero estoy un poco harto de hacerme con libros desconocidos y sorprenderme con el género o la temática cuando ya llevo leído un buen trozo.

Para esto me encanta un ejemplo como el de R.R. López en su artículo sobre sinopsis. En él nos muestra la sinopsis de uno de sus libros:

Imposible pero incierto (una novela de horror có[s]mico).

Imposible pero incierto de RR Lopez

Por si la portada, el título o cualquier otro elemento te invitaba a pensar en un terror cósmico serio y aburrido… ahora tienes que tener muy claro que lo que te vas a encontrar ahí dentro no será del todo serio.

4. No la cagues en lo básico

En serio, sé que pensarás que es absurdo decir esto… Pero igual que es sorprendente ver las portadas que sube la gente a Amazon, es alucinante ver la cantidad de sinopsis plagadas de errores ortográficos y gramaticales que hay.

Esta es tu baza para que te compren o te tachen de mal escritor. Por favor, POR FAVOR, no cometas faltas en tu sinopsis.

Sé que muchas veces prestamos poca atención al escribirla, pero púlela más que a tu propio libro.

5. Busca inspiración

Te lo dije cuando te hablé de la portada y del título, pero te lo repito ahora: escribir una buen sinopsis tiene mucho que ver con saber qué hacen otros escritores de tu género. Mirar cómo presentan otros sus libros es algo muy enriquecedor para ti.

Porque sí, si alguien hace las cosas bien… ¿por qué no vas a inspirarte en su trabajo para hacer algo parecido?

Eso sí, es muy importante que todo se quede en ese algo parecido. Si haces lo mismo que el resto, no destacarás. Y recuerda que escribir una buena sinopsis es destacar entre la multitud.

Así que sí, yo ahora estoy muy enfadado con Gabriella y José Antonio. Porque hace dos años que escribí varios relatos posapocalípticos (aunque de ciencia ficción) que quería recopilar en una serie, y ya no puedo usar ese «¡Bienvenidos al apocalipsis!» tan chulo que han usado ellos.

Pero en eso se basa la creatividad: en hacer algo nuevo y diferente partiendo de las cosas nuevas y diferentes que hacen los demás. Así que algo se me ocurrirá…

6. No te olvides de usar las herramientas que tengas a mano

Porque cada plataforma tiene sus trucos.

Si es tu blog: aprovéchate de los títulos y subtítulos (H1…, H6). Y si es cualquier plataforma diferente (Amazon, iBooks…) mira a ver qué opciones te dan para conseguir que tu sinopsis resalte.

En definitiva

Escribir una buena sinopsis es mucho más difícil que escribir un título o diseñar una portada. Debes reducir el contenido de tu historia a cinco frases bien puestas, y debes dar la información justa y necesaria para atrapar al lector y que no se quede con cara de tonto cuando termine de leer.

Aunque, sobre todo, escribir una buena sinopsis no debe ceñirse a normas muy estrictas. Yo sé que escribirlas no es mi fuerte, que me guío demasiado por los estándares del momento. Pero si consigues salirte de la norma, crear algo nuevo, impactar a los lectores y que otros escritores te copien… creo que podrás decir que eres un crack de las sinopsis.

Más artículos de la serie

¿Te gustan la ciencia ficción y la escritura?


Únete a la comunidad de lectores y escritores de El Rincón de Cabal

¡Compárteme!Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone