Antes de decidir dedicar mi blog en cuerpo y alma a la literatura de ciencia ficción, estuve buscando qué recursos había ya por internet sobre el tema (en castellano, claro). Me sorprendió bastante que a la pregunta de «¿qué es la ciencia ficción?», los resultados obtenidos contuvieran siempre (o casi siempre) una definición prefabricada junto con un poco de historia de la ciencia ficción.

De hecho, parece un recurso muy recurrido en la mayoría de blogs o revistas que hablan sobre qué es la ciencia ficción. Un pequeño párrafo sobre qué es la ciencia ficción (nada grandilocuente, solo un par de pinceladas de lo que ya sabemos) y a continuación una pregunta (metida con un poco de calzador) sobre si la ciencia ficción es vieja o no…

Hay alguna excepción a esta regla, aunque suelen ser artículos bastante largos y llenos de ejemplos de novelas y autores.

Así que hoy voy a intentar responder, con mi opinión personal, a esa pregunta que, en apariencia, es tan difícil de contestar.

¿Por qué intentar definir qué es la ciencia ficción?

NOTA si quieres saltar directamente a qué es la ciencia ficción pincha aquí.

«Vaya tontería de post David. Pero si todo el mundo sabe qué es la ciencia ficción…»

Tienes toda la razón querido amigo, al menos a priori. Y es que yo mismo pensé que era una tontería escribir un post sobre algo tan sencillo.

Sin embargo, esta recreación dramática de la conversación que hubo entre mi yo inquisitivo y yo mismo puede que te ayude a ver parte de la complejidad de esta definición.

—Ya que vas a orientar el blog a todo lo relacionado con la ciencia ficción… ¿qué tal si haces un post en el que hables sobre qué es la ciencia ficción? — empezó diciendo mi yo inquisitivo.

—No sería mala idea pero… todo el mundo sabe qué es la ciencia ficción… menudo post más absurdo —respondí.

—Vale, vale, solo era una sugerencia. Aunque, si tan fácil es… dime, ¿qué es la ciencia ficción?

—Eh… esto… es un género literario en el que… hay ciencia… y ficción y…

—Cómo se nota que eres todo un lingüista…

—Ya sabes, futurista, con robots, trastos tecnológicos avanzados, alienígenas, saltos en el tiempo…

—¿Entonces las novelas de ciencia ficción están ambientadas en el futuro?

—No tiene por qué… hay novelas de ciencia ficción situadas en el presente, otras en el pasado…

—¿Y siempre tienen que aparecer razas imposibles sobre la faz de la tierra?

—A priori tampoco tiene por qué… muchas novelas de ciencia ficción no tienen ninguna raza no-humana.

—Pero, si aparecen, ¿es ciencia ficción?

—Tampoco… la fantasía, por ejemplo, suele tener razas que no existen…

—Entonces, ¿una en la que el protagonista tenga la capacidad de viajar en el tiempo? Eso sí que es ciencia ficción

—Me rindo. Tienes razón, maldito David inquisitivo. Aunque todos sabemos qué es la ciencia ficción, ésta no parece tan fácil de definir…

En fin, definir qué es la ciencia ficción no es tarea fácil. De hecho los mejores artículos que he encontrado sobre el tema vienen de la mano de grandes maestros como son Phillip K. Dick u Orson Scott Card. Y ellos dedican un varios miles de palabras cada uno para definir qué es la ciencia ficción.

Así que, intentando no superar ese límite, vamos con…

¿Qué es la ciencia ficción?

En general, casi cualquier género puede definirse por un solo rasgo o una sola característica. Con matices, muchos e infinitos matices.

Sin embargo, todos coincidiréis conmigo en que si digo miedo, pensaréis en el género de terror. Si digo magia, pensaréis en el género de fantasía. Si digo asesinato pensaréis en género policíaco. Si digo basura pensaréis en 50 sombras de Grey… Y así sucesivamente con el resto.

Deviant Art de JosuePerez79
Deviant Art de JosuePerez79

Mientras que si digo futuro o tecnología no tendrías por qué pensar solo en ciencia ficción. Hay muchas novelas de suspense, policiacas o fantásticas que tienen lugar en mundos futuristas, mundos con una tecnología avanzada o mundos en los que la gente es capaz de viajar en el tiempo. Directamente Stephen King puede colarnos una de sus novelas en casi todas las definiciones que hagamos y en todos los rasgos identificativos que le atribuyamos a la ciencia ficción.

Aunque Stephen King puede colar una de sus novelas en cualquiera de los géneros que existen…

Por lo tanto, como no soy capaz de daros un solo rasgo que caracterice la ciencia ficción, dejadme que os proponga una serie de características comunes a la mayoría de novelas del género.

Características principales de la ciencia ficción

Como decía, para poder explicar qué es la ciencia ficción es necesario extraer sus principios más básicos. Esas pequeñas estructuras que se repiten novela tras novela, autor tras autor y que cualquier lector de ciencia ficción que se precie reconocería sin dudarlo en las primeras páginas de un libro.

Lo cual no quiere decir que todas las novelas tengan que poseer todas las características. Aunque sí quiere decir que una novela que solo tenga una de esas características… difícilmente podrá decirse que es ciencia ficción.

Vamos con ellas.

1. Mundo ficticio

Lo primero que nos tenemos que encontrar es con un mundo ficticio. No necesita estar situado en el futuro ni tampoco ser distinto de la Tierra. Pero este nuevo mundo debe poseer una característica que lo haga diferente del planeta en el que vivimos. Un rasgo muy relevante.

Por algo se le llama también ficción especulativa; porque parte de un supuesto, se pregunta ¿qué pasaría si…? Y busca una respuesta. Es algo que todos los libros de ciencia ficción comparten. Por lo que ese algo que diferencia el mundo especulativo del nuestro es el verdadero núcleo de la historia.

Mundo simbiótico - Deviant Art de przemek-dudaSinceramente, como lector de ciencia ficción e ingeniero que soy, no me convence una novela categorizada como ciencia ficción cuando el rasgo más característico, novedoso, alucinante y tecnológicamente increíble que tiene la historia podría perfectamente desaparecer sin que la trama se viera afectada. Y sí, me estoy refiriendo a los viajes en el tiempo de Apagón de Connie Willis…

No basta con insertar un petacho de tecnología de manera superflua para conseguir contar una historia. Esa tecnología tiene que formar parte intrínseca de la misma. Lo que nos lleva al siguiente punto.

2. Tecnología o ciencia ficticia muy avanzada

¿Qué es la ciencia ficción sin tecnología? Lo normal es que ese rasgo muy relevante del que os hablaba sea un invento o un descubrimiento alucinante. Y no me refiero solo a viajar a través de las estrellas.

Casi todos hemos encasillado la ciencia ficción en algo que incluye viajes interestelares, pero existe todo un mundo más allá de los hombrecitos verdes y las naves espaciales que también es ciencia ficción.

Por poner unos ejemplos extraídos directamente de mi cuaderno de ideas, (que nos valdrían para crear una novela de ciencia ficción, siempre y cuando la historia gire en torno a este cambio):

  • Una tecnología capaz de almacenar todas nuestras vivencias y permitirnos acceder a cualquier recuerdo de nuestro pasado.
  • Un internet 100% inalámbrico. No como el de ahora (que tiene bases repetidoras físicas), sino uno en el que la comunicación, el enrutamiento, la distribución y la recepción de toda la información estuviera en el aire. ¿Podríamos conectar nuestro cerebro directamente?
  • Una sociedad que haya dejado de tener hijos porque son capaces de diseñar genéticamente su descendencia a la perfección.
  • Siguiendo con las nuevas corrientes de ciencia ficción climática: un mundo energéticamente no sostenible. No hay petróleo, no hay bosques, los ríos dejan de fluir…

Y podría estar un buen rato sin hablar de naves, portales o cosas similares.

Ahora bien, ¡importante mencionarlo! La tecnología no tiene por qué ser avanzada solo según nuestros cánones, sino para la época en la que esté ambientada la novela. Por ejemplo, si ambientamos la historia en la edad media, un motor de vapor, un poco de electricidad o el mismísimo antibiótico ya serían avances científicos y tecnológicos de increíble envergadura.

Lo que sí tiene que hacer ese avance es transformar por completo el mundo tal y como lo conocemos.

Aunque me estoy yendo por las ramas…

3. Base científica (pseudo) real

Una de las líneas que mejor separa la fantasía de la ciencia ficción es que esta última crea la percepción de que su contenido podría ser posible, mientras que la fantasía parte de la base de que creemos que es imposible.

Repito: percepción de ser posible. Esa es la clave para incluir alteraciones tecnológicas o científicas y que no se nos vayan de las manos. Si ni siquiera nosotros (escritores) nos creemos nuestra idea como factible… apaga y vámonos.

Imagen promocional Interestelar - Agujero Negro Gargantua
Imagen promocional Interestelar – Agujero Negro Gargantúa

Ninguna novela de ciencia ficción incluye un elemento tipo magia en su interior. En las novelas de fantasía un mago podrá tirar un rayo desde las puntas de sus dedos usando su maná interior, sacrificando años de vida, parte de su sangre, metales preciosos o lo que se nos ocurra. Pero si eso sucede dentro de una novela de ciencia ficción es porque existe la tecnología capaz de hacer eso. O, por ejemplo, porque el sujeto en cuestión es capaz de generar campos electromagnéticos de alta intensidad en el interior de sus células debido a una modificación genética de sus mitocondrias.

Aunque no sé muy bien cuan direccional sería una explosión de energía así… Habría que explorarlo.

En fin, a lo que voy, todo lo que incluye una novela que quiera ser de ciencia ficción tiene que tener una explicación racional y coherente. No necesariamente real, pero tenemos que dotar todos esos elementos que incluyamos con una base creíble.

La cantidad de ciencia que haya detrás es cosa nuestra. Muchas novelas de ciencia ficción no tienen una gran base detrás y no por ello son menos buenas o menos interesantes.

Lo importante es conseguir que nuestro lector crea que lo que le contamos tiene una mínima posibilidad de ser cierto.

4. Coherencia

Una vez que hayamos sentado esas bases científico-tecnológicas ficticias, todo debe regirse por ese nuevo orden. No podemos salirnos de las reglas que nosotros mismos nos hemos marcado.

Así pues, utilizando un ejemplo absurdo, si la base de nuestro libro son unos seres que se comunican transmitiendo sensaciones, imágenes y sentimientos… tendremos que eliminar los diálogos de la ecuación y buscarnos la forma de que el lector entienda de qué hablan a través de la descripción de sensaciones, imágenes y sentimientos.

Os animo a intentarlo. Mientras se me ocurría he tomado buena nota de escribir un breve relato para ver cómo quedaría.

5. Hace reflexionar

Puede que no sea el objetivo primordial de la ficción especulativa, aunque creo que la mayoría de novelas de ciencia ficción que he leído en mi vida plantean reflexiones muy interesantes sobre nuestro mundo actual.

No es que sea un género dedicado a la crítica social, pero sí que suele incluir exageraciones de problemas actuales que llevan a la humanidad a situaciones límite.

Por ejemplo, John Scalzi en la saga de La vieja guardia plantea un gobierno de control de los seres humanos fuera de la Tierra que explota la desinformación y controla por completo lo que sabe y no sabe su población. Algo que el autor critica de manera abierta.

O el libro que dio vida a Blade Runner, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, que plantea una pregunta similar a la de Matrix: ¿cómo se yo que este mundo es real? ¿Cómo sé que no soy un androide perfectamente diseñado para creerse humano?

En resumen

Estos son las cinco esencias que considero indispensables para poder clasificar algo como ciencia ficción. Así que, ahora sí, vamos con la definición.

¿Qué es la ciencia ficción? Es un género que plantea mundos ficticios con una tecnología muy avanzada (o al menos diferente respecto a la nuestra), cuya base científica es perceptiblemente real y coherente.

Aunque esa definición de menos de 30 palabras no es nada sin las 2000 que hay encima.


Escrito por David Olier para el blog El Rincón de Cabal.

Opt In Image
¿Te gustan la ciencia ficción y la escritura?

Únete a la comunidad de lectores y escritores de ciencia ficción de El Rincón de Cabal y cada semana te comentaré las últimas actualizaciones del blog, las noticias más interesantes del ámbito de la ciencia ficción y la literatura, así como ofertas y promociones exclusivas para los suscriptores.