Como ya te contaba en entradas anteriores (historia del relato corto), vivimos en una era en la que la sobreinformación a la que estamos expuestos nos hace muy selectivos con qué leemos. Queremos las cosas ya y queremos que nos sirvan para algo antes de ya. Artículos desechados por su titular, posts leídos hasta el primer título (o no), novelas de las que solo leemos la sinopsis, artículos leídos en diagonal buscando la información relevante… Y si tenemos la mala suerte de que el lector se quede con algo irónico, no representativo o erróneo… apaga y vámonos.

Así que, aunque el mercado editorial me lleve la contraria, creo que estamos en un momento perfecto para que el relato sea un formato de literatura muy demandado. Es un formato rápido, cómodo y, lo que es más importante, puede ser muchísimo más sorprendente e impactante que una novela. Por eso creo que saber escribir un buen relato corto es algo que, aunque no se cultiva demasiado, puede hacer que te sientas muy satisfecho con tu escritura.

Y, ¿qué mejor manera de hablar sobre escribir relatos cortos que contarte cómo escribir un buen relato corto? En concreto, quiero darte 6 pequeños trucos que suelo seguir para escribir los míos.

Ponte cómodo, coge una libreta y un bolígrafo y sírvete una cerveza bien fresquita que vamos al lío.

El Kit de escritura perfecto | David Olier
El Kit de escritura perfecto | David Olier

Aunque antes de nada…

¿Por qué escribir un relato corto?

La mayoría de la gente que empieza a escribir, o que ya lleva años haciéndolo, suele centrarse en escribir novelas. Al fin y al cabo es el formato más demandado. Entonces… ¿por qué pararte a escribir un relato corto? Es una de las preguntas que me suelo plantear cada vez que me siento a escribir uno: ¿por qué lo haces David? Tienes una novela empezada, muchos relatos acumulados… los libros de relatos no te dan demasiado dinero como para que merezca la pena invertir en ellos… ¿por qué lo haces?

Lo primero de todo porque me gusta escribir. Me gusta crear una historia, me divierte escribir sobre ella y me apasiona descubrir el final. A veces lo tengo planificado, a veces no, pero el proceso de describirlo es siempre más impactante de lo que es para ti, lector. Y claro, escribir un relato corto es un proceso mucho más rápido que el de escribir una novela. Yo llevo casi un año con mi novela, tiene 150000 palabras (varios cientos de páginas) y sigo sin ver la foto completa.

Además, los relatos son la herramienta perfecta para crear una historia con su principio, su nudo y su desenlace en cuestión de días. Y, si me lo permites, es mucho más fácil que enganche a un lector que una novela. Ya si consigues escribir un buen relato corto el impacto final en él es increíble. Eso sí, vuelvo a repetir que el formato de relato no es el más demandado a día de hoy.

Pero, además de eso, sirve muy bien para practicar y jugar con los elementos de la escritura. Los tonos, los géneros, los personajes… en tan solo 1000–2000 palabras puedes crear una historia real. De hecho, para que te hagas a la idea, en las 134 páginas de La imaginación también muerde cupieron nada menos que 28 relatos cortos. Y en las 150 de Memoria selectiva han entrado 13 (más largos, más desarrollados y más profundos.

Y en definitiva, escribir un relato corto es divertido. Te ayuda a aprender y mejorar tus capacidades literarias y puedes explorar muchísimos mundos diferentes para luego escoger uno de ellos y convertirlo en algo más  ambicioso.

Si escribes un relato por semana tendrás 52 relatos en un año. Y entre 52 opciones habrá alguna que destaque o te emocione.

Así que, ¿cómo escribir un buen relato corto sin morir en el intento?

Cómo escribir un buen relato en 6 consejos

Ahora sí, os propongo esta lista de consejos sobre cómo escribir un buen relato.

1. Piensa en un tema que te motive

Cualquier cosa servirá: un sueño, un viejo cuento, una persona que habéis visto… o elige alguno de los muchos ejercicios de escritura creativa que hay en internet. una idea o una palabra. Sólo hace falta que vosotros creáis en esa idea.

Porque el primer paso para escribir un buen relato corto es tener esa idea inicial.

Por si necesitas algo de inspiración te dejo con este puñado de ejercicios que ya he publicado: ejercicios de escritura creativa.

2. Piensa en el efecto que quieres conseguir

Una vez que ya tienes tu tema conviene que pienses en el efecto que quieres transmitir. No me estoy refiriendo a que pienses en su género (aunque conviene que tengas claro por dónde vas a ir), sino a que te preguntes si quieres asustar a tu lector, si quieres que se ría, hacer una crítica social que haga reflexionar a tu lector… O si quieres que se pregunte todo el rato qué es lo que pasa y mantenerle en vilo hasta el final.

Porque el enfoque de ese efecto cambiará en mucho el cómo escribirás ese relato. Cómo escribir un buen relato se basa en cuánto vas a conseguir transmitir esa sensación a tu lector.

3. Piensa en cómo lo vas a transmitir

Ya tienes el posible argumento y el espíritu del relato. ¿Quién va a contar tu historia? ¿Vas a contarlo en primera persona, en segunda, tercera…?

Decidir el narrador te ayudará a concretar ciertos aspectos importantes de tu narración: ¿lo contará el propio protagonista? ¿Será un amigo que está con él? ¿Alguien que recuerda lo que pasó? O, ¿será un narrador omnisciente que todo lo sabe?

Recuerda que, como estamos aquí para escribir un buen relato corto, no tendrás tiempo para cambiar ese narrador a mitad de la historia así que… ¡elige con cuidado!

4. Decide un final

Ahora sí, tienes las piezas necesarias para decidir un final. Sabes de qué va, sabes que vas a transmitir y sabes quién cuenta la historia… ¿por qué no fijarte un objetivo final?

En este aspecto soy muy laxo con mis propios relatos. Como te decía, me gusta descubrir el final conforme lo desarrollo. Así que suelo fijar un objetivo básico (sorprender, asustar, desagradar, hacer recapacitar…) y dejo que sea el propio relato el que me cuente cómo termina.

No sabría decir cuántas veces conozco el final de antemano pero… sí que sé decirte que si a los que no tienen final predefinido les sumas aquellos en los que, cuando termino de escribir, les cambio el final… verás que más del 75% de mis relatos son una sorpresa para mí también.

5. Decide un gancho

Cómo escribir un buen relato corto se basa en dos cosas: un inicio impactante y un final que dejen sin aliento. El final es muy importante para guiar tus esfuerzos pero… el inicio es vital para conseguir captar la atención del lector.

Tienes que atrapar al lector entre tus garras. Porque ese lector solo leerá unas pocas palabras antes de decidir si continúa leyendo o no.

Así que elige algo explosivo que no le deje indiferente. Algo que termine planteando una pregunta que ese lector necesite contestar.

¡Eso sí! No prometas mucho más de lo que luego vayas a contar… A veces el gancho inicial es tan increíble que el relato termina siendo eso: no creíble.

6. ¡Escribe!

Y para terminar este cómo escribir un buen relato corto ya solo falta una cosa: escribe. Tienes todos los ingredientes necesarios para poder contar una historia. La práctica, la experiencia y la lectura harán el resto.

Porque… ¡cuantos más relatos escribas mejor los escribirás!

Y para terminar…

Con estas 6 claves espero haberte ayudado en tu búsqueda sobre cómo escribir un buen relato. Aunque la clave, como te digo, está en la practica.

Y no quería irme de aquí sin regalarte dos de los consejos más importantes a la hora de escribir un buen relato corto:

  • Cada palabra cuenta. Es un relato corto, no desperdicies tus palabras y la paciencia del lector contando cosas que no aporten nada a la historia. Reduce al máximo la información que proporcionas. Recuerda que no tienes por qué contarlo todo y que la gente suele agradecer poder llenar ciertos huecos con su imaginación.
  • Cuidado con los adjetivos. Además de eliminar todas aquellas frases o párrafos que no sean necesarios para la historia, recuerda que los adjetivos son muy peligrosos. En general, la mayoría de los adjetivos son irrelevantes: es mucho más efectivo describir una situación, una persona o su carácter que llenar una frase con 3 o 4 adjetivos para ahorrarte ese trabajo.

Si no has empezado a escribir todavía, no tengas demasiado miedo al resultado final. Los primeros siempre cuestan mucho y, como decía Hemingway, el primer borrador de cualquier cosa es una mierda. Recuerda que la práctica será tu mejor aliada ?.

Opt In Image
¿Te gustan la ciencia ficción y la escritura?

Únete a la comunidad de lectores y escritores de ciencia ficción de El Rincón de Cabal y cada semana te comentaré las últimas actualizaciones del blog, las noticias más interesantes del ámbito de la ciencia ficción y la literatura, así como ofertas y promociones exclusivas para los suscriptores.