Como ya sabrás, si sigues este blog de manera habitual, llevo muchas semanas enfrascado en terminar la edición de mi segundo libro de relatos de ciencia ficción (Memoria selectiva). Y cuando digo muchas semanas, me refiero a muchas semanas. Porque, no sé si todavía te lo había contado, pero mi intención es sacar este libro a coste cero. Así que hoy, cuando ya veo la luz al final del túnel, quiero hablarte de los que, para mí, son los 5 pilares de la autopublicación que me han tenido atrapado estas semanas.

En mi afán por explicar el proceso completo que puede llevar a un escritor a triunfar, ya he escrito dos posts para ayudarte a entender lo que tienes que hacer para conseguirlo.

Primero, hace algo más de un año, te hablé sobre 5 habilidades que necesitas para ser escritor hoy en día. Intenté explicarte qué cosas deberías dominar o controlar, además de escribir, para poder defenderte en este mundo de escritores 2.0.

Los 5 pilares de la autopublicación: 5 habilidades para ser escritor 3.0

Después, una vez senté esa base sobre qué estaría bien que supieras antes de zambullirte en este mundo de escritores, libros y ventas, quise arrojar algo de luz a qué cosas te podrían ayudar a convertirte en un escritor 3.0. Uno de esos escritores (1.0) de la era digital (2.0) que, además, viven de lo que hacen (3.0). En concreto, hará cosa de un mes, te conté esas 5 cosas extra que te ayudarán a vivir de escribir.

Si te fijas bien, en ningún momento me paré a hablarte de qué debías que hacer con ese manuscrito que tienes entre tus manos. Así que hoy, después de haber completado todo el proceso de auto-todo de mi libro, quiero hablarte de los 5 pilares de la autopublicación sobre los que se sustentará tu libro.

Aunque antes necesito explicarte por qué decidí hacerlo a coste cero y por qué puede que a ti no te interese hacerlo.

Autopublicación a coste cero

Lo primero que necesito explicarte, antes de pasar a hablarte de esos pilares de la autopublicación, el por qué de ese coste cero que ya te he repetido tres veces.

Aunque no es necesario hacer todas las fases de publicación de un libro por tu cuenta (sin pagar por que otro lo haga por ti), yo tomé la decisión de no invertir más dinero del necesario en la publicación de Memoria selectiva. ¿Por qué? Porque, como ya te esbocé en Escribir es mi trabajo, el escritor emprendedor es equivalente a un empresario que monta su empresa desde cero. Hay una inversión inicial muy grande en tiempo, esfuerzo y dinero, y muy pocos beneficios reales al principio.

Así que, a costa de invertir semanas de mi tiempo, y teniendo los conocimientos necesarios para cumplir con los 5 pilares de la autopublicación que ahora te explicaré, me lancé a hacerlo todo por mí mismo. Este año he invertido mucho dinero en mi blog, formación, planificación de mis redes sociales, viajes, congresos… y en otras muchas cosas que necesito para ejercer mi trabajo. Por tanto, cuando puse blanco sobre negro e hice cuentas de lo que me costaría que alguien me diseñase una portada, me corrigiera el libro, me lo maquetase, etc., el balance gasto-ingreso me salía… no negativo, sino hiperbólicamente negativo.

Además, después de mi nefasta experiencia con la editorial de coedición que me estafó y se quedó con mi dinero, no quería llevarme otra decepción de ese calibre. Y, como me encanta aprender a hacer las cosas por mí mismo, decidí que este era un buen momento para hacerlo todo mejor que la vez anterior (con La imaginación también muerde, LITM).

Los 5 pilares de la autopublicación: Mundi Book

De hecho, como estoy tan contento con el resultado, estoy reeditando LITM para que sea todavía mejor que antes ;-). Pero ya te hablaré de eso en otro momento…

¿Merece la pena autopublicarse a coste cero?

Puede que creas que el dinero es la clave de esta decisión (que en parte sí lo es), pero quizá no sea el único factor que la determine. ¿Tenía yo el dinero necesario para pagar a un portadista, un corrector…? Sí. ¿Quería usar esa cantidad de dinero en autopublicar Memoria selectiva? No.

La respuesta se debe a lo siguiente:

  1. ¿Podría corregir yo mismo el texto? Memoria selectiva consta de 12+1 relatos, ninguno de los cuales supera las 6000 palabras, y sus estilos y contenidos son muy diferentes entre sí. ¿Es una locura corregir 5000 palabras tú mismo con un cuchillo? Yo creo que no. Creo que corregir un texto de esa longitud es mucho más fácil que para otro más largo. De hecho, entre que mis lectores cero son maravillosos y ya había corregido unos cuantos relatos para otros escritores, no dudé de que pudiera hacerlo. Eso sí, si hubiera sido mi novela, que lleva más de 130000 palabras escritas… la respuesta hubiera sido muy distinta.
  2. ¿Me veía capaz de hacer la portada? Al principio no. Dediqué varios días a decidir cómo sería y varios más a evaluar si podría hacerlo. El resultado fue que sí sería capaz de hacerlo y que me ahorraría varios cientos de euros de mi exiguo presupuesto.
  3. ¿Quería hacerlo? Sí, sin lugar a dudas. Me apetecía controlar todo el proceso, quería ver el libro en venta lo más rápido posible y, como te decía, mi experiencia con la coedición fue tan dura que no quería (ni quiero) sufrirla otra vez.
  4. ¿Tenía tiempo para hacerlo? Sí. Necesitaba descansar de mi novela, necesitaba tomarme un descanso del blog. Realizar estas tareas creativas y distintas me pareció una idea muy atractiva.

Si tú crees que no eres capaz, no quieres hacerlo o no tienes tiempo, es más que posible que necesites pagar a alguien para que te haga alguno de estos 5 pilares de la autopublicación que te voy a contar.

Eso sí, pagues, o no, por ellos, necesitarás ejecutar los 5 pilares de la autopublicación sí o sí.

Y después de esta megaintroducción, déjame que pase a contarte esos pilares de la autopublicación de los que tanto te acabo de hablar.

Los 5 pilares de la autopublicación

En ellos se va a sustentar toda tu obra. Como te decía, no son pilares que te vayan a ayudar a vender (al menos no directamente), a aumentar tu audiencia o a ganar dinero. Son 5 pilares que harán que tu obra pase de manuscrito a Libro. 5 cosas que necesitas hacer para que tu texto se convierta en un Libro profesional que no te haga parecer un mero escritor aficionado.

Mi intención es hacer un minipost explicativo sobre cómo he hecho yo todos y cada uno ellos con ejemplos concretos de Memoria selectiva, pero, por ahora, te dejo con el resumen esquemático de las publicaciones que haré a lo largo de este 2017. Sobre todo, porque este artículo ya es el doble de largo de lo que suelo escribir.

1. Elección del título

El título es la segunda carta de presentación que tiene tu libro. Ese título que elijas va a terminar de convencer a tus posibles lectores para comprar, o no, tu libro. Si es un título feo, largo o incomprensible… nadie querrá leerlo. Si, aunque sea un título maravilloso, no refleja nada de lo que hay en su interior… podrás dejar al lector con la sensación de que le has engañado con un reclamo que luego no has cumplido.

Es por eso que la elección del título no es nada trivial. Y, salvando la corrección, este es uno de los pilares de la autopublicación que más tiempo puede llevar. Bueno, esto quizá es exagerar, pero cuando dedicas muchos días (o semanas) a pensar en menos de media docena de palabras… el balance tiempo-resultado queda increíblemente descompensado.

No me voy a extender demasiado sobre cómo hacerlo, porque ya te propuse varias maneras en mi viejo post sobre Cómo elegir un título. Lo que sí quiero hacer hoy es añadir una manera más que me vino muy bien para Memoria selectiva:

Después de decenas de listas y cientos de títulos, seleccioné aquellos que más me gustaron y generé una encuesta que circuló por mis redes sociales. Esa encuesta de 7 alternativas obtuvo una participación magnífica y me sirvió para encontrar los dos títulos más sobresalientes de mi lista.

De hecho, si me hubieras preguntado antes de esa encuesta por cuál era mi título favorito… Memoria selectiva nunca hubiera estado el primero. Gracias a todos los que participaron, y a las explicaciones que me dieron algunos, Memoria selectiva hoy se llama como se llama. Y ese es el mejor título que podía tener.

2. Diseño de la portada

Si el título era la segunda carta de presentación, la portada es la primera y más importante carta de presentación que tiene un libro. No sabría decirte cuál es el porcentaje de peso que tiene la portada en la decisión de compra de un libro, pero estoy seguro de que (eliminando a los autores conocidos a los que comprarías con cualquier título o portada) supera el 50%.

Es uno de esos pilares de la autopublicación en el que no pensamos hasta que ya hemos terminado de escribir. Pero su importancia es vital a la hora de que tu libro funcione. Su diseño, su aspecto, su composición, su… todo, debe estar bien alineado con lo que tú esperas de tu libro.

También te hablé hace unos meses sobre cómo podías buscar inspiración e ideas para tu portada en este Cómo diseñar tu portada, pero déjame que te hable de Memoria selectiva.

Una vez tuve un modelo de portada en mi cabeza, quise buscar algo que incitase a pensar en redes neuronales para la portada. Después de mucho buscar, encontré una imagen (que ya te enseñaré antes de transformar) en un banco de imágenes con la que, después de muchas pruebas con mi programa de edición de imágenes, conseguí esto:

Los 5 pilares de la autopublicación: Memoria selectiva

¿Chula verdad?

Nota: siendo honestos, mi presupuesto de autopublicación de coste cero es en realidad un presupuesto de coste 8,4€. Las imágenes profesionales no son gratis, aunque para lo que te puede cobrar un diseñador profesional… 8€ es gratis.

3. Corrección

Este es, sin lugar a dudas, el único pilar de la autopublicación que es casi obligatorio hacerlo con alguien profesional que no seas tú. Es más, en estos años he conocido a correctores que eran incapaces de corregir bien sus propios textos. Aunque, si lo piensas, es lógico. ¿Puede un psicólogo deprimido hacerse terapia a sí mismo? Quizá pueda minimizar los síntomas, retardar la aparición o conseguir sobrellevarlo mejor… pero va a necesitar ayuda externa sí o sí. Ya sabes, hacerse caso a uno mismo es casi tan difícil como hacérselo a tu familia :P.

Mariana Eguaras habla mucho de este tipo de cosas en su blog, pero este artículo quizá sea de los más clarificadores. Todos podemos corregir la ortografía y la gramática con un buen manual (o tirando de la propia RAE), pero es muy difícil darse cuenta de los fallos de estilo que tenemos.

Los 5 pilares de la autopublicación: corrección

Yo aquí tuve la increíble suerte de contar con varios lectores cero que me hicieron notar de ciertas… burradas que cometía de manera habitual. Burradas que, una vez te las han señalado, hacen que te des de cabezazos contra la pared por no haberlos visto antes y te ayudan a no volver a cometerlas.

Así que, aunque yo he conseguido hacerlo sin contratar un corrector, mi recomendación es que lo hagas. No solo por la calidad de su trabajo o la dificultad para hacerlo tú mismo, sino por la cantidad de horas que tendrás que invertir en conseguirlo.

4. Maquetación

Si la corrección es de los pilares de la autopublicación más complicados e importantes, la maquetación es ese gran olvidado que muchos autores emprendedores descuidan. Y, como me decían en la carrera, por mucho que realices un diseño técnico impecable y construyas algo increíble… si su aspecto es pésimo no va a llegar muy lejos.

Seguro que tú mismo te has encontrado muchos ejemplos de libros mal maquetados: saltos de capítulo absurdos, páginas en blanco, dobles espacios donde no debería haberlos, sangrías de media página… ¿Qué sensación te dejan esos autores? Te dejan una sensación por la que, con alta probabilidad, no volverás a comprarles un libro.

Maquetar un eBook desde Scrivener no es demasiado difícil, pero conseguir que ese eBook tenga un aspecto profesional es otro cantar. Hay que tener claro lo que se quiere obtener y hay que hacer muchas pruebas hasta conseguirlo.

Los 5 pilares de la autopublicación: maquetación

De hecho, aunque yo estoy satisfecho con el resultado final de mis maquetaciones, soy consciente de la cantidad de cosas que me gustaría hacer y no puedo o no sé cómo conseguir. Pero claro, para conseguirlo… ¿qué tienes que hacer? Pagar a un profesional. Y eso que hay profesionales tan buenos y generosos, como Valentina Truneanu, que nos cuentan muchos trucos desde sus blogs.

5. Escribir una buena sinopsis

Si la portada y el título son los pilares de la autopublicación, e influyen en un 75% del proceso de compra de tu libro, la sinopsis es el último 25% de la decisión. Cuando un lector decide que está interesado en tu libro, por el motivo que sea, irá a leer esa pequeña descripción que has hecho de su contenido. Es en ese momento cuando terminará de decir bah, no me interesa o uhm, parece interesante.

En mi opinión, la portada, el título, la corrección y la maquetación son los pilares de la autopublicación fáciles, porque tienen unas reglas más o menos directas de aplicar. Pero escribir una sinopsis, al menos para mí, es casi tan costoso (o más) que escribir el libro entero.

¿Cómo resumes todo tu trabajo en unas pocas frases? ¿Cómo consigues que esas pocas frases sean atractivas e inciten al lector a seguir adelante?

Escribir sinopsis es un arte muy difícil de dominar. Pero, al igual que con la maquetación, hay gente muy simpática, como Gabriella, que nos ayuda a hacerlo con artículos como este: El secreto para escribir sinopsis y biografías irresistibles.

En definitiva

Autopublicar es un proceso complejo que requiere de muchas habilidades, destrezas y tiempo para convertir un libro más o menos decente en una maravillosa obra apta para el público.

Como todo, la autopublicación tiene asociada una serie de tareas que determinarán el sabor profesional, o no, del producto final. Estos 5 pilares de la autopublicación conseguirán que tu libro tenga un aspecto y un aroma que inciten a tus lectores a hacerse con una copia. Pero no solo hay que cumplir con los 5 pilares, sino que hay que hacerlo lo mejor posible y, si las posibilidades te lo permiten, con la ayuda de los profesionales correspondientes.

Con experiencia, paciencia y mucho tiempo, tú mismo podrás construir esos 5 pilares de la autopublicación. Aunque, después de haberlo hecho con dos libros… no es algo que me apetezca repetir por tercera vez. Pero claro, eso dependerá de los beneficios que generen Memoria selectiva, La imaginación también muerde y mis servicios literarios. Porque sí, escribir es mi trabajo y, a pesar de que está mal visto que un escritor hable de dinero, vivo de los ingresos que me genera. Así que, aunque quiera ofrecerte un producto matrícula de honor, tengo que conformarme con conseguir un sobresaliente con mi esfuerzo y mi sudor. Eso sí, si me ayudas con tus reseñas y tu difusión, seguro que termino consiguiendo esa matrícula ;-).